Logo Colombiafintech
Tipo de publicación
Colombia Fintech
Los bancos que hacen cola para operar en Colombia

Los bancos que hacen cola para operar en Colombia

2021-01-24

El atractivo del mercado financiero colombiano, que en el último año movió una cartera superior a los $500 billones, con utilidades superiores a los $8 billones, es el motor que desde comienzos de este 2021 tiene en lista de espera a varias entidades bancarias para compartir parte de este negocio.

 

A finales del 2020 los accionistas de la JP Morgan Corporación Financiera, reunidos en asamblea extraordinaria, le dieron el visto bueno a la reforma de los estatutos sociales de cara a su conversión en banco.

La entidad, que ahora entra a este segmento del negocio financiero colombiano, completando cerca de 28, recibió el visto bueno de la Superintendencia Financiera a través de la Resolución 1091 del pasado 4 de diciembre.

La Superfinaciera alegó en su decisión que se tomó luego de que las directivas de JP Morgan en Colombia “soportaran el estudio de factibilidad que demuestra la conveniencia de la operación”.

Pero, además, precisó que también acreditaron los requisitos previstos por la normativa colombiana para la expedición del permiso de funcionamiento (certificado de autorización) como establecimiento bancario, entre estos: el capital mínimo requerido para ese efecto; la existencia de la infraestructura técnica y operativa necesaria para funcionar regularmente, y la inscripción en el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafín).

Trámites

Actualmente ante la entidad supervisora existen en trámite 73 solicitudes que esperan el visto bueno para entrar en el mercado colombiano.

Allí esperan cinco que son para abrir en poco tiempo, entre ellos dos bancos, una aseguradora, otra especializada en depósitos y pagos electrónicos y una compañía de financiamiento.

Asimismo, 15 entidades financieras del exterior solicitaron la apertura de oficinas de representación, otras esperan establecer fusiones con entidades que ya operan en el país y algunas adelantan trámites para cesión de activos, pasivos y contratos.

Otras gestiones que se adelantan ante la autoridad del mercado tiene que ver con la constitución de una sociedad calificadora de valores, 21 entidades que negociarán acciones entre sí, en tanto 14 más que cambiarán de dueños en las próximas semanas.

Las entidades bancarias que operarían en el país son JP Morgan, BTG Pactual y Lulo Bank, que se unirían a los 25 establecimientos bancarios, 12 compañías de financiamiento y cinco oficinas de pago y depósitos que existen en el país.

A la llegada de otros actores al sistema financiero se le suma que los usuarios esperan que el aumento en la competencia se traduzca en una disminución de los costos de transacción y mayor innovación en los servicios.

JP Morgan Corporación Financiera es una compañía que opera bajo esa razón social desde 2006, aunque desde hace más de 50 años había una oficina de representación del JP Morgan Chase, el banco más grande de Estados Unidos con más de 220 años de antigüedad.

En Colombia, JP Morgan Corporación Financiera recibió el 30 de marzo de 2020 las calificaciones nacionales de largo y corto plazo ‘AAA(col)’ y ‘F1+(col)’, con una perspectiva estable de largo plazo. Además, la entidad obtuvo unas utilidades de $61.380 millones en 2019. Al parecer abrirá sus puertas durante este trimestre para brindar servicio tanto a empresas como a personas naturales.

Los brasileños

Por su parte el banco brasileño BTG Pactual también está a la espera de su autorización de conversión a banco, pues en el país tienen otros negocios como banca de inversión y comisionista de Bolsa. Con anterioridad, Juan Rafael Pérez, presidente ejecutivo de BTG Pactual Colombia, dijo a varios medios que la entidad va a ser un banco de inversión 100% corporativo.

“Contar con un banco integrado a las áreas de Investment Banking, Sales & Trading, Asset Management y Wealth Management, que permite centralizar todas las operaciones financieras en el mismo lugar”.

El directivo dijo que la meta de expansión es llegar a alrededor de US$1.400 millones en cuatro años en cartera de crédito. Asimismo, dijo que habrá una oferta integral corporativa, “dirigida a grandes empresas, con el objetivo de atender necesidades de inversión y crédito a la medida”.

Indicó que “vamos a tener una propuesta más robusta de productos en los vehículos de la comisionista y la fiduciaria para el resto de los segmentos que ya atendemos, como lo son banca privada, gestión de activos, líneas de intermediación, pensiones voluntarias, entre otros”.

Los Gilinski

De otro lado, también en la cola y con las expectativas de entrar ya al mercado está Gilex Holdings, el grupo financiero de la familia Gilinski y al que pertenece GNB Sudameris, que está desarrollando un neobanco 100% digital, que se llamará Lulo Bank.

El holding ya hizo la solicitud ante la Superintendencia Financiera para crear la nueva entidad, que será independiente de GNB Sudameris. El ente regulador ya le autorizó el aviso de intención de constitución. Una fuente cercana a este desarrollo contó que el proyecto ha sido una estrategia liderada por Benjamín Gilinski, uno de los hijos de Jaime Gilinski, y que su capital inicial es de $100.000 millones, monto que podrá aumentar a medida que crezca.

Asimismo en el mercado financiero está Nubank, que se dice es el banco digital más grande de Latinoamérica, que llega a Colombia, y agita la competencia en materia de servicios financieros completamente en línea.


Se estima que en el país hay más de 100 startups Fintech, que son empresas que usan la tecnología en procesos financieros, las cuales están revolucionando el sector y han llevado a que los bancos tradicionales aceleren su paso a lo digital.

Nubank

Nubank, que se denominará Nu Colombia, es liderada por David Vélez, un colombiano que empezó este proyecto en Brasil y ahora cuenta con 30 millones de clientes en ese país y en México.

“Nubank nació de la convicción de que a través de la tecnología, el diseño, la ciencia de datos y una visión centrada en el cliente podíamos crear una nueva generación de servicios financieros que le haga la vida más fácil a las personas, sin complejidades ni burocracia”, comentó Vélez al anunciar su llegada al país.

Este banco no tiene sucursales, sino que todos sus productos son controlados a través de una app, lo que le permite reducir costos y ofrecer productos sin ningún cobro.

El banco ofrece cuentas digitales, préstamos personales, un programa de beneficios con puntos que no caducan y una cuenta comercial diseñada para pequeñas empresas. Pero en Colombia arrancará con la oferta de una tarjeta de crédito que no tiene cuota de manejo y a la que se aplica online, y es controlada a través de la app. Según este banco ya tiene, sin entrar a operar, 200 mil solicitudes de usuarios que quieren su tarjeta de crédito digital.

Fuente
Artículo tomado de EL NUEVO SIGLO
Privacidad · Condiciones · Publicidad · Contactenos · Cookies · Colombia Fintech © 2020
Copyright 2019 - Colombia Fintech, Asociación Colombiana de Empresas de Tecnología e Innovación Financiera