Buscan a 40 emprendedoras para escalar sus iniciativas

Start Path Empodera es la iniciativa que hoy da a conocer Mastercard, que en conjunto con Usaid, prevé alentar y escalar proyectos fundados y liderados por mujeres.

MÁS INFORMACIÓN →

Start Path Empodera es la iniciativa que hoy da a conocer Mastercard, que en conjunto con Usaid, prevé alentar y escalar proyectos fundados y liderados por mujeres en Colombia. Es una iniciativa escogida entre los países en desarrollo en el mundo.

En este caso, no se premiarán ideas de negocio, sino proyectos ya escalables que estén dando resultados en la actualidad enfocados en soluciones de tecnología e inclusión financiera y expansión del comercio.

La iniciativa nace en el marco de equilibrar la cancha para ellas, que demuestran en sus liderazgos círculos virtuosos, pero que son poco reconocidas o incluso mal remuneradas.

En Colombia, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) demostró que hay una brecha en la tasa de desempleo de 9 puntos porcentuales entre hombres y mujeres, y que incluso, en la estadística de Capacidades gerenciales e indicadores de innovación, se demuestra que de un total de 7.529 empresas consultadas, el 75,4 % no son innovadoras, de las gerenciadas por hombres 21,9 % lo son, mientras que de las lideradas por mujeres la proporción llega a 17,1 %.

Esta brecha también se traslada al financiamiento externo de las compañías con una visión de genero; 16,2 % de las empresas lideradas por hombres vieron esto como una dificultad mientras que en las mujeres el dato sube a 23,6 %.

En este panorama ingresa el plan de Mastercard, y por eso EL COLOMBIANO, habló con María del Rosario García, directora Desarrollo de Sector Público para la Región Andina de la compañía.

Primero definamos, ¿a qué se le puede llamar emprendimiento desde la mirada de la empresa?

“El emprendimiento es un camino de generar oportunidades de desarrollo. Desde Mastercard buscamos que las personas cada vez tengan más posibilidades de acceso, de beneficios, de hacer parte de la economía y pensamos que el emprendimiento es una oportunidad de conseguir los resultados, es un detonador para alcanzar esta posibilidad de llegar allá. Es por esto que tenemos una fuerte convicción de empezar a trabajar en estos temas”.

¿Qué tan relevante es el financiamiento para hacer efectivo el emprendimiento?

“Cuando hablamos con emprendedores de qué necesitan para crecer, para llevar sus negocios a otro nivel nos damos cuenta que solamente el 1 % de las mujeres logra acceso a inversionistas —7 % en el caso de los hombres—, según un estudio del BID. Esta es una necesidad inminente para que podamos generar oportunidades de crecimiento para las empresas. Un tema que me parece importantísimo es que las facilidades las tienen las pyme y grandes empresas; pero hay un segmento muy chiquito, que son las microempresas a las que las oportunidades no les llegan y son una base muy importante de empleabilidad y para toda la economía. Esto es una realidad de América Latina y ahí hay una oportunidad inmensa de generar una diferencia”.

¿Por qué es importante desde su mirada hablar de emprendimiento femenino?

“Creo que hablar de género en emprendimiento —y en todos los sectores— es una necesidad inminente, he estado en diferentes frentes, trabajé en tecnología, ahora estoy en inclusión financiera... y ves una constante y es la baja participación de la mujer. Cuando hablamos de emprendimientos de alto impacto, si son 10 negocios, 7 son de hombres y 3 son de mujeres, la participación de las mujeres en el sector de tecnología es mínima y cuando llevamos esto al emprendimiento y a finanzas la participación es muy pequeña y está probadísimo que cuando se avanza en equidad de la mujer hay un espiral positivo para la economía que es enorme. Genera empleo, sostenibilidad, ahorro, esto es una necesidad. Hay resultados de que las empresas lideradas por mujeres toman decisiones de inversión muy distintas e impactan mucho y generan valor compartido muy importante. En la medida en que vemos que sigue existiendo una desigualdad de condiciones y que hay que inyectar bienestar a la economía y la sociedad es un tema que no podemos dejar de lado”.

¿Qué posición juega la flexibilidad laboral en la posibilidad de emprender?

“Con este tema de la pandemia se hace más inminente la posibilidad de que las mujeres sean independientes —y en general todas las personas—. Con el emprendimiento, van a tener la posibilidad de manejar mejor su tiempo. Las mujeres, tenemos el trabajo, pero también otros muy grandes alrededor, y sobre todo en esta realidad con los niños y la casa de por medio, donde muchas veces no hay más ayuda; entonces yo creo que esto sí crea una forma de tener manejo del tiempo. Y además sin dejar de ser productivas. Muchas veces pensamos que hay que dejar algo, porque “no doy”. Entonces sí definitivamente el emprendimiento es una opción”.

Históricamente, a los hombres y a las mujeres se les han delegado unos roles sociales y económicos. A nosotras se nos ha asignado la labor del cuidado o los oficios del hogar, aunque poco a poco ha cambiado, aún hay retos... ¿cómo desprenderse de esa carga histórica como sociedad y cuál es el camino para hacerlo?

“Nosotros hemos hecho un compromiso grande para cada vez conectar más estos emprendimientos y cuando hablamos de mujeres nos referimos a metas muy grandes, ambiciosas, queremos llegar a lograr resultados inminentes para hombres y mujeres”.

Justamente este jueves 21 de enero, Mastercard y Usaid dan a conocer lo que se denomina Start Path Empodera, ¿por qué la mirada está puesta en Colombia, entendiendo que es el primer país del mundo en el que se lanza una iniciativa como esta?

“Esto se da de la mano del Gobierno de los Estados Unidos, bajo la iniciativa para la prosperidad y el desarrollo de las mujeres (que viene desde hace dos años). Las líneas de este programa son muy fuertes porque nosotros queremos que las mujeres tengan la posibilidad de actuar en el campo laboral, queremos que ellas tengan un rol efectivo y que sean bien remuneradas; segundo, que el emprendimiento sea una alternativa para esto, cómo garantizamos que sean emprendedoras sostenibles y tercero, cómo garantizamos que todo esto se conecta a la economía para que eso tenga relevancia y alcanzar todas sus capacidades.

Con Start Path Empodera estamos trayendo el conocimiento y el trabajo de varios años de trabajo, desde 2014, Mastercard tiene una aceleradora en Estados Unidos, que se ha enfocado en identificar esos emprendimientos de alto potencial, en la medida en que son apoyados y pueden alcanzar una escalabilidad global; siempre se había pensado en una iniciativa desde lo privado, 100 % Mastercard, y esas conversaciones con la Casa Blanca se empiezan a dar desde nuestro CEO, Ajay Banga, y dijimos: ‘ya tenemos expertise, conocimiento, tanto el Gobierno de EE.UU. como Mastercard tienen una red enorme de aliados’; lo que hacemos es poner esas capacidades y saberes en función de apalancar un sistema que permita ese desarrollo, pero lo vamos a hacer 100 % en mujeres.

Estábamos mirando Asia, África, pero levantamos la mano diciendo que teníamos un trabajo enorme en Colombia en este camino y nos reunimos con el presidente Iván Duque y dijo cómo nos ayudan a ayudar más presencia de mujeres en tecnología, economía naranja, en finanzas... Así aprovechamos esta conversación con el Gobierno de Estados Unidos y traemos este proyecto y estamos lanzando este jueves 21 y empezar a crear y poner a disposición de las mujeres estas capacidades.

Queremos poner a disposición de todo el ecosistema este proyecto; no queremos que sea solo Mastercard, sino traer al gobierno nacional —con la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, iNNpulsa, que tiene un trayecto enorme—, a nuestros aliados naturales —los bancos—, ojalá los tengamos a todos involucrados, Colombia Fintech, Google, Amazon, y que aporten desde sus saberes para que justamente logremos ese empoderamiento y ese cambio en el ecosistema para que las mujeres puedan desatar ese potencial y avancen hacia ese nivel.

¿Cuáles serán las medidas para decir “aportamos en emprendimiento femenino”?

“Start Path Empodera tiene el propósito de crear oportunidades económicas para las mujeres, pero más allá, queremos crear un ecosistema sólido y robusto para que existan igualdad de condiciones. Para eso estamos pensando que queremos escalar las empresas, llevarlas a un segundo nivel que puedan acceder al conocimiento, mentorías hechas a la medida y acompañamiento de expertos y que al final tengan un acceso a capital. Esperamos tener 40 emprendimientos. Como parte del proceso queremos dejar un legado, una guía, recomendaciones que trabajaremos con la Presidencia para que sepamos qué podemos ir haciendo para abrir este camino y que cada vez logremos empoderar al sistema, pero ojalá con mucho énfasis en que haya participación de mujeres”.

¿Cómo se van a seleccionar esos 40 emprendimientos?

“Vamos a tener cuatro grupos, con concursos estilo pitch, se van a filtrar, vamos a tener diez finalistas en cada uno de los procesos, y estos van a entrar en mentorías y acompañamientos. La idea es que esto dure seis meses y que después, ojalá logremos crear estas conexiones con potenciales clientes, inversionistas, mentores que se queden en el tiempo apoyándolas y que se dé ese resultado final y detonación del emprendimiento”.

¿Cómo define uno que un discurso es interesante para pasar a la siguiente etapa y que sea un emprendimiento de alto impacto?

“Nosotros estamos buscando un modelo de negocio que sea escalable, que veamos que tiene mucho potencial de crecer; que sea viable en términos financieros, un modelo de negocio que dé resultados positivos; que sea factible técnicamente, que cuente con las herramientas. Estos son los mínimos.

Un punto muy relevante es que debemos enfocarnos en emprendimientos que tengan y respondan a una necesidad de mercado. Entonces, ojalá les acompañemos y que tengan un entendimiento real de esto y ojalá como parte del proceso responda a la necesidad de alguno de nuestros aliados y que se puedan crear estas conexiones”.

¿Cómo la gente se puede vincular a esto?

“El concurso se va a enfocar en tres temas críticos que están alineados a nuestra apuesta de negocio. Queremos apuntarle al ecosistema fintech, o con todas estas tecnologías financieras que son habilitadoras de las soluciones; comercio, para habilitar todas las posibilidades de aceptación de medios de pago, y el tercero que sean llevados a temas de inclusión financiera. Ojalá enfocados en mujeres.

Ya está abierta la plataforma: https://www.startpathempodera.com/es/, ahí hay un link de aplicación. El primer llamado tiene corte el 3 de marzo. Ya están abiertas las oportunidades y ojalá cumplan con esas características.

Son emprendimientos que ya deben existir, o con la sola idea pueden aplicar. No estamos premiando ideas de negocio. La idea es que ya tengan un track, que puedan mostrar unas ventas, que sean fundados y liderados por mujeres y estén basados en Colombia”.

¿Qué papel esperan que tenga Medellín?

Medellín es la cuna del emprendimiento en Colombia, con todos los esfuerzos de Interactuar, Ruta N, Creame, Comfama, todos han dejado una huella enorme en este camino del emprendimiento entonces a todos los hemos llamado, quisiéramos que todos estén acá; hacemos un llamado para que como región tengamos una representatividad enorme, muchas expectativas de Medellín, de los aliados —un Bancolombia es superimportante— entonces un llamado regional definitivo.

También hablando con Usaid y con la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, e internamente pensábamos que la idea era lograr ampliar el cubrimiento y presencia de toda Colombia. Una de las ideas es lograr un reto regional, ojalá que tuviéramos una participación de todos los territorios de Colombia y que lográramos sorprendernos con presencia de emprendimientos de lugares que no siempre están en la baraja”.

¿De cuánto es la inversión de un proyecto como este?

“Los premios que se van a entregar para las ganadoras son de 20.000 dólares, y si están enfocados en mujeres van a ganar 10.000 dólares más, esa es una parte; además después de movilizar expertos y metodología y demás, nosotros pensamos que estamos haciendo una inversión de 5 millones de dólares, es un proyecto a dos años y queremos que de esta manera, entendiendo que este no es un proyecto puntual, sino una estrategia realmente pueda generar un cambio en el ecosistema”.

¿Qué mensaje les entrega a las mujeres que vean esta entrevista?

“Definitivamente la participación de mujeres es crítica, nos permite conseguir un impacto y un círculo virtuoso para la economía, ojalá que lográramos esa igualdad de condiciones. Yo también creo que tenemos una responsabilidad enorme y es que muchas veces las mujeres no nos lanzamos, sentimos que no estamos listas, nosotras nos ponemos barreras, entonces hago una invitación a que ojalá que todas las que piensen que pueden participar y tomar ventaja lo hagan, apliquen y hagan parte de esto, porque requerimos tener cada vez más participación de mujeres, no solo emprendimiento, sino en tecnología, en el sector financiero, en ingenierías y en todos estos temas que permiten este ecosistema y tenemos esta responsabilidad de hacer presencia, demostrar que estamos y de participar y de hacernos este espacio real”.

¿Qué mensaje les deja a las demás empresas?

“Pensamos que la unión hace la fuerza. Ojalá tengamos a todas estas empresas que crean puedan aportar a todo este esfuerzo y programa. Estamos abiertos, hemos empezado conversaciones con muchos aliados y esperamos que empresas que crean que tienen algo qué aportar se unan, ya sea con mentorías o las que eventualmente estén interesadas para ver qué sale de aquí para articularlo a sus estrategias de negocio, un llamado que nos acompañen y si se pueden beneficiar de esto genial, porque el resultado de esta interacción va a ser lo que garantice el éxito que nos estamos trazando”.

¿Del Estado qué se requiere?

“Hay una gran apuesta de Mastercard, del Gobierno de Estados Unidos, estamos trabajando con el Gobierno y con iNNpulsa y la Consejería. Tenemos que seguir invitando a las mujeres y creando estos espacios para que ellas puedan ser parte. Ya se lanzó la ley de emprendimiento, el fondo de este tipo para las mujeres desde la Vicepresidencia; entonces creo que es buscar cómo esas inversiones generan el impacto, la transformación y el lugar para las mujeres, que es fundamental. Pensaría que mientras se consolida este espacio, se debe seguir haciendo push para tener igualdad de condiciones. Y sabes, no solo es un llamado para el Estado, sino para todo el ecosistema”.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
Las empresas Fintech mencionadas en este artículo ya no hacen parte de la Asociación. Por lo tanto, Colombia Fintech no puede dar una recomendación positiva o negativa de la calidad de sus ex miembros, ni asume ninguna responsabilidad por ello.
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.