El camino para que los bancos cambien de piel

Los neobancos buscan atender un nicho que parecía descuidado y que no tiene acceso a las entidades tradicionales; no obstante, estas iniciativas se han visto como aliados en pro de la inclusión financiera.

MÁS INFORMACIÓN →

Hace tres años Nequi era la única entidad que por su disrupción se conocía como neobanco en Colombia: un servicio 100 % digital, es decir que se alejaba por completo de la oficina física y la robusta estructura de una entidad tradicional.

Un neobanco se define por la capacidad de prestar en plataformas tecnológicas servicios que antes no podían imaginarse fuera de una oficina. Estos modelos se distinguen por ser parte de un universo en el que las entidades financieras son de base tecnológica (fintech), y se diferencian de otras plataformas digitales como las pasarelas de pago o billeteras virtuales, las cuales no tienen todas las características de un banco, pero acercan al consumidor al sistema financiero.

Hasta 2019, Colombia se consolidaba como el tercer país de la región con el “mayor ecosistema de innovación”, y 180 compañías fintech, de acuerdo con la última publicación Fintech Radar, de Finnovista, en el que la banca digital se establecía por tres compañías: Nequi, Omnibnk y VCA.

Así, los neobancos buscan atender un nicho que parecía descuidado y que no tiene acceso a las entidades tradicionales; no obstante, estas iniciativas se han visto como aliados en pro de la inclusión financiera.

La razón de su existencia es que “la banca tradicional estaba excluyendo a muchos segmentos de la población por cobertura física, por temas de costos o por requisitos que mucha gente no podía cumplir”, de acuerdo con la explicación de Alejandro Useche, profesor de la Universidad del Rosario y presidente del Comité Académico del Autorregulador del Mercado de Valores (AMV).

De hecho, de acuerdo con cifras del Ministerio de Hacienda, hay 6,3 millones de adultos sin productos financieros en el país y aproximadamente 6 millones que tienen cuentas inactivas.

Otro jugador

La operación de Nequi se dio bajo la licencia bancaria ya existente de Bancolombia, el más grande del país por valor de préstamos otorgados. El tema se puso nuevamente sobre la mesa al conocer que el Grupo Gilinski, que tiene una amplia trayectoria con GNB Sudameris, respalda la creación de Lulo Bank.

Aún no se conocen los detalles del aval otorgado por la Superintendencia Financiera de Colombia, ni la entidad ha confirmado si la licencia le ha sido otorgada a Lulo Bank por las características que la hacen banco o por estar soportada en la plataforma de los Gilinski, con más de 40 años de experiencia en el país y a nivel regional.

Sobre la llegada de Lulo Bank, EL COLOMBIANO consultó con la Superintendencia pero la entidad prefirió no pronunciarse al respecto.

¿Qué se necesita para constituir una entidad bancaria? En 2019 el capital mínimo que debía tener una de estas entidades era de 100.492 millones de pesos, según la Superfinanciera.

Pero no solo es cuestión de capital. Según señaló José Luis Suárez, socio de la firma Gómez Pinzón Abogados, para que nazca una entidad bancaria, el interesado debe demostrar ante la Superfinanciera la “idoneidad y que se tiene la capacidad operativa y financiera”. Esta se evalúa a partir de la hoja de vida de los líderes de la propuesta, el plan de negocio a largo plazo y la demostración de operabilidad, entre otros.

EL COLOMBIANO conoció que esta autoridad no ha publicado el aval, pero que ya se estarían ultimando detalles de la resolución que autorizaría esta iniciativa, que podrá ofrecer un ciclo completamente virtual de comienzo a fin de los productos, gracias a un trámite que tardó poco más de dos meses.

No obstante, el sector encontró inusual el hecho de que este plazo haya sido tan reducido.

Erick Rincón, presidente de Colombia Fintech, apuntó que “otras empresas de desarrollo fintech llevan ocho, nueve meses o incluso año y medio tratando de lograr la autorización para actividades distintas a una licencia bancaria plena”. Sin embargo, Rincón mostró esperanza en que este sea un nuevo estándar para esta industria.

Reglas
Según Rincón, “Colombia está preparada para desarrollar los neobancos bajo el modelo de una licencia bancaria tradicional”. Esto significa que a las iniciativas se les regulará con las mismas normas con las que operan las 26 entidades bancarias, que hacen parte de los 43 establecimientos de crédito vigilados por la Superfinanciera.

Desde el gremio se aplaude que lleguen estas nuevas iniciativas, pero se tiene una postura clara frente a la regulación. “Nos gusta que vengan nuevos actores a participar en el sector, pero en iguales condiciones de tratamiento regulatorio”, comentó Andrés Ramírez, director de Transformación Digital de Asobancaria.

¿A qué hace referencia? Para entrar en funcionamiento, estas startups necesitan los permisos que también se le exigen a un banco.

Además, la Superintendencia Financiera es el organismo que las regula, por lo que cualquier propuesta innovadora del sistema debe ceñirse a reglas generales, por ejemplo en el caso del otorgamiento de créditos con la tasa de usura, porcentaje máximo que se puede cobrar por un préstamo y que es definido por la autoridad cada mes.

Esto se debe a que las actividades relacionadas con el “aprovechamiento e inversión de los recursos de captación”, como las que corresponderían a Lulo Bank, se rigen bajo el artículo 335 de la Constitución Política, el cual determina que estas actividades solo se pueden desarrollar previa autorización del Estado, pese a que cuando esta norma se concibió no había estos avances aún permanece el espíritu para ser aplicado en las innovaciones.

Andrés Vásquez, CEO de Nequi, expresó que “un aspecto muy importante en la regulación tecnológica del sistema es mantener el sector financiero en las mismas condiciones de competencia de los sectores que prestan servicios similares. Es decir, mismo servicio, mismo riesgo y misma regulación”.

Últimos avances
El hecho de que en Colombia haya al menos 180 iniciativas enmarcadas bajo el concepto de Fintech ha hecho que, pese a que el marco regulatorio es el mismo hayan nacido normas específicas para acompañar este impulso.

El artículo 166 de la Ley del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 dispone que “quienes se propongan implementar desarrollos tecnológicos innovadores para realizar actividades propias de las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera, podrán constituir una de estas entidades y obtener un certificado para operar temporalmente, de acuerdo con las condiciones, requisitos y requerimientos prudenciales”.

A esto se le conoce como sandbox (o arenera de pruebas) y lo que se busca es que se ensayen servicios en tiempo real con clientes, niveles de aceptación, eventuales fallas en la regulación y la conexión entre diferentes empresas.

Estos permisos, según dicta la norma, no pueden ser mayores a dos años y aplican a la industria fintech en general, lo que podría interpretarse como una posibilidad para los neobancos aunque no haya una aplicación todavía de esta oportunidad.

El objetivo es reducir los tiempos de la tramitación de nuevos negocios ante la autoridad. “Pensamos que el sandbox (arenera de pruebas) es un buen ejercicio para conocer la dinámica del sector y cómo se involucran las fintech. Pero es muy arriesgado decir cómo mejora en los tiempos”, manifestó Juliana Cadavid, country head de Omnibnk en Colombia.

Sin embargo, destacan los expertos, más allá de la regulación, el cambio que más se necesita para el ingreso de estas figuras es uno cultural, que permita que la población se abra a estas posibilidades.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
Las empresas Fintech mencionadas en este artículo ya no hacen parte de la Asociación. Por lo tanto, Colombia Fintech no puede dar una recomendación positiva o negativa de la calidad de sus ex miembros, ni asume ninguna responsabilidad por ello.
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.