Fintech: La inesperada revolución que encara el sector financiero

Las 'fintech' están cambiando la manera como los consumidores están guardando, pidiendo prestado, invirtiendo, moviendo, pagando y protegiendo su dinero. Colombia no se escapa de la ola de innovación. Reportaje multimedia.

10
Sep
Caribe BIZ Forum
Centro de Eventos del Caribe, Barranquilla
MÁS INFORMACIÓN →

Hace dos décadas, cuando apenas se gestaba la idea de crear Google, pensar en crear un banco era una idea reservada para los magnates que tuvieran el mayor poder económico.

Sin ser uno de ellos, el colombiano David Vélez fundó en Brasil hace cuatro años Nubank, un "banco digital" que tiene más de 4‘500.000 de clientes y que ya es el quinto mayor emisor de tarjetas de crédito en ese país.

¿Qué pasó en ese intervalo de tiempo para que lo inconcebible fuera una realidad? El mundo se transformó. La masificación del Internet le abrió paso a una cultura digital que hasta la fecha, en tiempo real, sigue propiciando cambios en todas las esferas de la sociedad.

Al tiempo que Google daba sus primeros pasos, una plataforma llamada Confinity para realizar transferencias de dinero también salía a la luz. En cuestión de meses cambió su nombre a PayPal, ampliando su oferta de negocio para ser un proveedor de servicios de pago en línea a través de tarjetas de crédito.

En 2002, el ‘rey‘ del comercio electrónico para ese entonces, eBay, adquirió PayPal dándole un impulso que derivó en que esa compañía ahora atiende a más de 250 millones de usuarios activos alrededor del mundo, gestionando alrededor de US$450.000 millones.

También en el 2002, tres jóvenes menores de 25 años; el ingeniero mecánico Martin Schrfimpff, el economista José Vélez y el ingeniero civil Santiago Espinel, le daban vida en Bogotá a Pagosonline, una pasarela de pagos en internet a través de diversos medios como tarjetas de crédito y débito.

Ahora se conoce como PayU, una multinacional que opera en 16 países, atendiendo a más de 200.000 comercios y alcanzando a 10 millones de consumidores.

Estas empresas tienen en común que utilizan la tecnología para ofrecer servicios financieros. Propuestas como estas se empezaban a originar, así que para clasificarlas se les denominó ‘fintech‘, la unión de las palabras finance (finanzas) y technology (tecnología).

Hoy en día se trata de un ecosistema del que no solo hacen parte ‘startups‘ (o emprendimientos de base tecnológica), sino del que también participan la banca tradicional, multinacionales tecnológicas, los gobiernos, agremiaciones y entre otros, la academia.

Las ‘fintech‘ están revolucionando la manera como los consumidores están guardando, pidiendo prestado, invirtiendo, moviendo, pagando y protegiendo su dinero. La agilidad para innovar y procesos centrados en la experiencia del cliente son sus ventajas competitivas.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha identificado 10 segmentos ‘fintech‘ en los países de América Latina. En esta gráfica interactiva se los explicamos:

Son tan prometedoras, que durante la primera mitad del año las ‘fintech‘ atrajeron una inversión global de US$57.900 millones a través de 875 acuerdos, superando los US$31.000 que acapararon en todo el 2017, según reportes de la consultora KPMG.

De acuerdo con la consultora CB Insights -en un conteo hecho hasta el segundo trimestre de este año-, en el mundo hay 25 ‘unicornios fintech‘, como se les llama a las ‘startups‘ valuadas en más de US$1.000 millones. La única latinoamericana en el listado es la brasilera Nubank del colombiano Vélez.

Fermín Bueno, cofundador de Finnovista, una firma basada en México que acelera el desarrollo de empresas ‘fintech‘ en la región, le dijo a Dinero que este tipo de inversiones seguirán creciendo porque "la innovación en el sector se acelerará a la medida que haya una colaboración entre las ‘fintech‘ y la industria financiera".

En eso coincide Oriol Ros, director global de marketing de Latinia, un fabricante de software para servicios avanzados de alertas financieras, quien asevera que lo que está sucediendo con las ‘fintech’ “se veía venir”.

“Estas ‘startups’ le dan respuesta a un problema importante que se ha venido gestando en las últimas décadas que ha explotado en las manos de las entidades financieras los últimos cinco u ocho años, que es su falta de capacidad de innovar y la necesidad de darle velocidad a esta innovación”, señala Ros, quien añade que se ha pasado de un “sistema de competición” a un “sistema de colaboración”, en el que los bancos y las ‘fintech’ se complementan.



Colombia no se escapa

Finnovista tiene un equipo de investigación que monitorea el ecosistema ‘fintech’ de América Latina. A mayo de 2017, en un informe hecho junto al BID, fueron identificadas 703 ‘startups’ que ofrecen servicios financieros en América Latina y el Caribe.

Mientras tanto, su más reciente reporte sobre Colombia fue publicado en agosto de 2017, identificando 124 emprendimientos ‘fintech’ en el país.

La movida es tan evidente, que desde 2016 existe en el territorio nacional una agremiación de los negocios ‘fintech’ en el país. A la fecha, la Asociación Colombiana de Empresas de Tecnología e Innovación Financiera (Colombia Fintech), tiene más de 80 asociados y afiliados, así como el respaldo de varias entidades del sector financiero y del Gobierno nacional.

“Las ‘fintech’ tienen la gran potencia de hacer visibles a los invisibles, es decir, que de alguna manera incluyen en el sistema financiero a quienes tradicionalmente no han tenido el acceso a este tipo de servicio, aunque siempre de manera responsable”, comentó en Barranquilla Edwin Zácipa, director ejecutivo de Colombia Fintech, en el marco del evento Caribe Biz Forum.

De acuerdo con Zácipa, la tendencia que se está viendo es un modelo de colaboración entre las entidades financieras y las ‘startups’ porque “hay muchas sinergias para compartir negocios y se están aliando para invertir en procesos de cocreación para mejorar los negocios”.

Con un vistazo a sus miembros se encuentran casos como el de Aflore, que ofrece productos financieros a la población no bancarizada por medio de una red de Consejeros Financieros Informales, escogidos, educados y equipados por la compañía para distribuir préstamos y seguros.

También ComparaMejor, un emprendimiento que lidera la comparación de seguros para vehículos en el país alcanzando más de 2 millones de visitas mensuales y que acaba de ser adquirido por la multilatina ComparaOnline.

Basada en Medellín está Alegra, que tiene un software contable y de facturación que permite llevar la contabilidad y la administración de negocios. Ya tiene usuarios en más de 16 países y que este año logró ingresar a Endeavor, una de las redes de emprendedores más importantes del mundo.

“Funciona con el modelo software como servicio (Saas, por sus siglas en inglés). Es una herramienta muy útil para gerentes y administradores”, cuenta Jorge Soto, cofundador de Alegra.


No obstante, ante toda esta ola innovadora, el país se enfrenta a vacíos regulatorios en el ecosistema fintech. Para Fermín Bueno, de Finnovista, Colombia todavía está en una etapa temprana en ese aspecto.

"México es el país que ha tomado la delantera en la región, este año promulgó la ley ‘fintech‘ en la que llevan trabajando más de dos años. Ha sido un período largo de consulta con entidades financieras, con ‘startups,’ con inversores y todos los ‘stakeholders’ implicados. Las ‘fintech‘ no pueden estar en un limbo innovando en el mundo de las finanzas, por eso es necesaria la regulación", puntualiza Bueno.

Lo mismo piensa Zácipa de Colombia Fintech, quien en el Caribe Biz Forum recalcó la necesidad que existe en Colombia de una política pública para incentivar la cultura de ‘fintech’. “Estamos lejos de otros países, como por ejemplo México, que acaba de sacar una ley que regula la actividad de las ‘fintech’ y que ayudará mucho en su crecimiento”.

Pero un acercamiento ha dado el país con la reglamentación que hizo el Gobierno del ‘crowdfunding’ o financiamiento colectivo. También quedó un precedente con la Ley de Inclusión Financiera que definió las Sociedades Especiales de Depósitos Electrónicos (Sedpes), que también son consideradas ‘fintech‘ y entraron en operaciones este año.

Estas sociedades, dirigidas a colombianos de bajos recursos, están facultadas para captar dinero por medio de depósitos electrónicos, realizar pagos y traspasos, así como ser un agente de transferencia de cualquier persona para recibir y entregar dinero, bajo unos criterios específicos.

Le sugerimos leer: Gobierno finalmente reglamentó el crowdfunding en Colombia

Se crearon para ampliar la cobertura del sistema financiero en el país y en especial en las áreas rurales. Movii fue la primera en poner en marcha sus servicios. Así sale a flote el potencial de las ‘fintech‘ para integrar a los excluidos en un mundo en el que, según el Banco Mundial, cerca de 2.500 millones de personas no utilizan servicios financieros formales y el 75% de los pobres no tiene cuenta bancaria.

Las premiadas

El país se ha llenado de eventos y galardones para reconocer a las mejores ‘fintech‘, con base en sus propuestas y potencial de crecimiento. Estas son algunas de las condecoradas.

Felipe Gaviria, Camila Castro y Leopoldo Forero, cofundadores de Ualet. Foto: Dinero.

Con un ramillete de premios, Ualet se presenta como "la ‘fintech‘ de nano inversión más premiada de Latinoamérica". Este año fue reconocida por el programa de aceleración Nxtp Labs 2018, también como la ‘fintech‘ más innovadora de Sur América en el Finnosummit y como la empresa más innovadora con impacto social en el congreso Andicom.

"Tuvimos la valentía y el coraje de convertir una comisionista pequeña tradicional (Afin S.A.) con un negocio 100% offline, en una ‘fintech‘ 100% digital", señala Leopoldo Forero, CEO de Ualet.

Para lograrlo, dejaron a un lado su negocio tradicional de administración de valores y contrato de comisión. En poco tiempo, la comisionista ajustó su planta de personal en un 80%, trasladó sus oficinas, montó toda su infraestructura tecnológica en la nube y redujo su costo operacional.


Ualet, que funciona con el aval de la Superintendencia Financiera, tiene más de 4.600 clientes en casi todos los departamentos del país, a quienes ayudan a hacer inversiones con diversificación y como si fueran expertos.

Se trata de un robot que asigna a cada usuario un perfil de riesgo y de acuerdo a este, basados en un modelo matemático Black-Litterman, se hace una asignación de portafolio de fondos de inversión colectiva con diferentes tipos de activos como acciones locales, activos en dólar, bonos de deuda corporativa, entre otros. Todo desde el celular.

Salomón Muriel, CEO y fundador de Prestagente. Foto: Dinero.


Otra que va acumulando títulos es Prestagente, que utiliza la tecnología blockchain o cadena de bloques, para proteger pagarés, cualquier documento o contrato digital, para autenticar que sean únicos e irreptibles, lo que reduce el riesgo de fraude.

Esta ‘fintech‘ ganó en la categoría de servicios financieros del premio de innovación de Accenture, en la que competían bancos como Davivienda, Falabella y BBVA. Luego se alzó como triunfadora en el concurso BBVA Open Talent Colombia 2018.

"Actualmente vendemos la tecnología a entidades del sector financiero que la requieran. Hoy en día vendemos a entidades crediticias, cajas de ompensación, fondos de empleados y bancos, aunque la tecnología es aplicable a básicamente cualquier industria. Podria ser aplicada a facturas, contratos comerciales, cotizaciones, entre otras que le aplican a una gran parte del mercado por fuera del sector financiero", cuenta su fundador y CEO, Salomón Muriel, quien quiere aprovechar el auge de la tecnología blockchain para posicionar su solución en el sector.

Domagoj Rozic, CEO de Minka. Foto: Dinero.

Mientras tanto, la ‘startup‘ colombiana Minka fue escogida como una de las más innovadoras de la convocatoria Visa’s Everywhere Initiative y será parte de una competencia internacional en Miami (Estados Unidos), donde la ganadora se llevará US$50.000 y la la oportunidad de colaborar con Visa para innovar el futuro de los pagos.

Minka es un banco colombiano en la nube que permite a las organizaciones crear servicios financieros de bajo costo y seguros a través de aplicaciones abiertas.

"Medios de pago, ‘fintechs‘, cámaras de compensación, comercios y bancos se pueden integrar a través de aplicaciones, como una pieza integradora de forma rápida y segura a través de una de las diferentes funcionalidades que permiten construir las soluciones como si fueran bloques de Lego", comenta Domagoj Rozic, CEO de Minka, quien complementa que en su plataforma los usuarios pueden hacer pagos en línea, transferencias y préstamos en tiempo real.

Juan Camilo González, director de Planeación Financiera y cofundador de Tranquifinanzas. Foto: Dinero.

Reconocida como "la mejor iniciativa ‘fintech‘ de la región en 2017 por la aceleradora Nxtp Labs, Tranquifinanzas también representó a Colombia en Visa’s Everywhere Initiative aunque no logró estar en la final.

"Somos un asesor financiero digital que le permite a las personas crear un plan financiero personalizado de la mano de expertos para cumplir sus objetivos.Cualquier persona puede obtener Tranqui a través de nuestra página web. Comenzará con un diagnóstico de sus finanzas personales gratuito, en el que le mostraremos oportunidades concretas de mejora en el uso de su dinero y aquellas áreas que son prioritarias en este momento", indica Juan Camilo González, cofundador de Tranquifinanzas.

González agrega que luego un experto en planeación financiera contacta a la persona y le arma un plan financiero personalizado a su situación. "Finalmente, lo acompañaremos para que ejecute su plan, le daremos respuesta a cualquier inquietud que tenga sobre sus finanzas personales a través de nuestros canales de atención y estaremos listos para crear el plan del siguiente objetivo financiero de nuestro cliente".

Jaime Reyes, CEO y fundador de Houspoon. Foto: Dinero.

                         

Aunque no llegó a la final internacional de la competencia de Visa, la ‘fintech‘ colombiana Houspoon alcanzó a estar entre las semifinalistas latinoamericanas.


"En Houspoon estamos convirtiendo las casas en restaurantes sociales a través de una aplicación web que permite conocer personas con intereses similares en eventos de comida organizados por anfitriones en sus hogares en Bogotá y de esta forma pueden ganar dinero creando una experiencia más auténtica que un restaurante tradicional", explica Jaime Reyes, su CEO y fundador.

¿Qué dice la banca tradicional?

Un banco que dice tener muy claro cómo integrarse al ecosistema ‘fintech‘ es BBVA. Desde esa entidad promueven la innovación abierta y organizan la competencia ‘fintech‘ más grande del mundo, el Open Talent, que en sus 10 ediciones ha sumado más de 6.000 ‘startups‘ participantes de más de 80 países, entregando 1,65 millones de euros en premios en 11 categorías

"Como parte del ecosistema los emprendimientos ‘fintech‘ se convierten en un aliado fundamental para la transformación del negocio bancario. La forma como comprenden las necesidades de los usuarios y ofrecen soluciones a través de tecnologías disruptivas permiten mejorar la velocidad con la que estas soluciones pueden ser probabas e implementadas dentro de BBVA, dándonos la oportunidad de ofrecerles a nuestros clientes una mejor experiencia", manifiesta Jaime Espinosa, director de Open Innovation de BBVA Colombia.

Por su parte, Vicente Echeveste, vicepresidente de Productos de Consumo de Visa para América Latina y el Caribe, puntualiza que hace unos años pensaban que las ‘fintech‘ podrían ser una competencia directa, pero ahora "está claro que las ‘fintech‘ son una herramienta de transformación de la industria que pueden desarrollar mucho más ágil de lo que nosotros podemos desarrollar, es lo que va a transformar la industria en los próximos años".

También se hacen evidentes las intenciones de Bancolombia, que fue la primera entidad financiera en integrarse en Colombia Fintech. "Estamos convencidos de que la colaboración con los emprendimientos es imperativo, dada las fortalezas complementarias que tienen tanto los emprendimientos como los corporativos.Es incuestionable el aporte de los emprendimientos a las entidades financieras, en tanto nos ayudan a acercar nuestros productos a las expectativas de nuestros clientes", opina Carolina Gómez Gómez, vicepresidente de ecosistemas digitales de Bancolombia.

Para Gómez "la tecnología, como habilitadora de experiencias superiores de los emprendimientos, le permite a las entidades financieras apostar por una oferta innovadora de productos centrados en el cliente, por agilidad, por reducción de costos, entre otros factores".

Y agrega: "las entidades financieras somos relevantes para el crecimiento de los emprendimientos en tanto que tenemos escala, no solo en número de clientes sino en una red de distribución robusta de la que se pueden apalancar, además contamos con la confianza de nuestros clientes".

En cuanto a acciones concretas, dice que desde esa entidad le aportan al ecosistema con una línea de crédito para Emprendimiento de Alto Impacto, así como con varias inversiones en su portafolio en emprendimientos (venture capital).

Y para no quedarse atrás, el Grupo Bancolombia creó un neobanco, que es considerado como una ‘fintech‘ corporativa. Nequi, un banco 100% digital, funciona con la licencia bancaria de Bancolombia pero opera como una ‘startup‘ dentro de la compañía, con procesos y equipos diferentes a los de su casa matriz.

Andrés Vásquez, director de Nequi, le contó a Dinero que ya superaron los 600.000 usuarios mensuales y que su aceptación en el mercado "ha sido muy buena".

De otro lado, Marcelino Herrera Vegas, vicepresidente de banca digital Scotiabank Colpatria, manifiesta que en su organización creen que las ‘fintech‘ son aliados en la estrategia de transformación digital del banco.

"Desde la estrategia de Open Innovation, trabajamos junto con las ‘startups‘ y estamos siempre a la vanguardia de lo que está pasando en términos de innovación y de nuevas maneras de abordar los problemas que tiene la industria. Igualmente aceleramos las capacidades en doble vía, con beneficios para ambas partes, las ‘startups‘ que han trabajado con nosotros tiene una exposición a los diferentes mercados en donde se encuentran nuestras fábricas digitales, lo que les permite escalar fácilmente a otros mercados", indicó Herrera.

Así mismo, afirma que "el aprendizaje es mútuo", porque por un lado ellos le pueden enseñar temas financieros a las ‘startups‘ y por el otro pueden trabajar de la mano en términos de flexibilidad y la óptica con la que se resuelven los problemas.

Hace unas semanas Scotiabank oficializó una inversión de US$2,5 millones en la ‘fintech‘ colombiana Zinobe, lo que Herrera califica como "solo un ejemplo del compromiso del banco en esta industria".

En otra entidad financiera, el Banco de Bogotá, su director de Estrategia Digital, Sebastián Noguera, dice que ven a las ‘fintech‘ como un complemento para el negocio bancario porque trabajando en conjunto se pueden potenciar ambos negocios.

"Por un lado, los bancos son muy fuertes gracias al reconocimiento de sus marcas, su capacidad de fondeo y un portafolio de productos muy amplio. Por su parte, las ‘fintech‘ cuentan con mayor agilidad en sus desarrollos, trabajan con modelos operativos innovadores y no tienen restricciones de procesos tradicionales", señala Noguera.

El directivo le informó a Dinero que el Banco de Bogotá definió un plan estratégico para los próximos años en el que se apalancarán de la revolución ‘fintech‘ para modernizar y robustecer su infraestructura tanto física como en la nube, en la creación de aplicaciones y en la habilitación de una plataforma global. También buscarán fortalecer sus capacidades en analítica de datos.

"Tenemos como objetivo generar un ecosistema digital. Es decir, queremos ser un habilitador para que las ‘fintechs‘ potencien sus negocios, a partir de una plataforma bancaria compartida para el ecosistema. Dado lo anterior, a la fecha estamos adelantando iniciativas con cuatro ‘fintechs‘ en diferentes frentes de trabajo y esperamos seguir creciendo este número de alianzas", sentenció Noguera.

Todo esto es una muestra de que, por si todavía usted no se había dado cuenta, la revolución ‘fintech‘ ya está aquí.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
2
Edwin Zácipa
Executive Director at Colombia FinTech | Managing Partner MiBank.co | Founding Member FinTech IberoAmérica
20.4
17
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.