Ganancias y retos del comercio digital por aislamiento

Entre mayo de este año y mayo del año pasado, las ventas por e-commerce incrementaron 56 % en Colombia, según PayU.

MÁS INFORMACIÓN →

Con la llegada de la pandemia, las transacciones físicas se vieron limitadas y se abrió una puerta para que los compradores que no lo habían hecho incursionaran en las compras en línea, dejando a un lado los miedos que los anclaban a las compras por medio de canales tradicionales.

Así lo cree Jaime Ramírez, Senior Director para la región andina de Mercado Libre, quien aseguró que “el período de confinamiento en casa ha llevado a que las personas experimenten y hagan uso de nuevos canales de compra y venta que tal vez no conocían o nunca se habían atrevido a utilizar como el comercio electrónico”.

De hecho, de acuerdo con las últimas cifras presentadas por la Superintendencia Financiera, donde se calcula el uso de canales digitales en la contingencia, se refleja que para el 2 de junio, internet respondió por 10,53 billones de los 19,74 billones de pesos que se movieron durante dicha jornada.

Según afirma Erick Rincón, presidente de Colombia Fintech, la incursión en el comercio electrónico es uno de los cambios de comportamiento que se adherirán a los colombianos una vez finalice la pandemia.

“Tal vez uno nunca va a estar contento por las circunstancias por las que se da ese paso, pero el tema es que sí ha mejorado la adopción y la percepción del comercio electrónico en la sociedad (...) ”, argumentó.

Sector en recuperación

No hay que desconocer que al igual que la economía en general, el comercio electrónico también se vio golpeado durante la contingencia.

De acuerdo con el reporte de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), las mediciones más recientes muestran que si se compara la semana del 29 de marzo al 4 de abril con la última de febrero, hay caídas de 31 % en el valor de las ventas y de 21 % en la cantidad de movimientos.

La razón es que transacciones de gran cuantía, que son más comunes de realizar por estos canales, son imposibles de hacerse actualmente. Por ejemplo, el e-commerce relacionado con turismo ha caído 90,5 % y el de aerolíneas ha bajado 87,6 %, según la CCCE.

Pero esto sí ha servido para que compras que antes no se hacían por estos medios, comiencen a llevarse a cabo a través del computador o del celular. Este es el caso de categorías de deportes, retail, salud y tecnología, cuyas ventas han incrementado por este medio.

Además, para mayo, pasarelas de pago como PayU, que también habían visto registros bajos en abril, señalan un panorama diferente. De acuerdo con el registro de esta empresa, comparando mayo de 2020 con mayo de 2019 el incremento en la región se había dado en las siguientes proporciones: en Perú (131%), Brasil y México (108%), Chile (103%), Colombia (56%) y Argentina (52%), alzas impulsadas principalmente por Retail y Supermercados, Tecnología, Moda y Calzado.

Dicha situación se ha visto en las cifras en época de cuarentena de algunas de las plataformas de comercio electrónico que operan en el país. Por ejemplo, en el caso de la moda, Dafiti asegura que la compra de prendas características del aislamiento, como las sudaderas (o los sacos para territorios con climas más fríos) han visto incrementos en sus ventas de más de 100 % durante esta temporada.

Y es que la pandemia ha marcado la tendencia también en casos como el de Linio, donde han visto que las ventas de tapabocas en línea se han disparado a más de 2.000 % y que categorías como el entretenimiento en casa han visto alzas cercanas a 650 %.

De la misma manera, en propuestas como Mercado Pago, negocio Fintech de Mercado Libre, se registró un crecimiento del 45% con respecto a mayo de 2019. Durante el periodo de cuarentena, dos de cada tres compradores volvieron a hacer compras usando este mecanismo.

Para más adelante, Francisco León, director de operaciones de PayU Latinoamérica, señaló que “los cambios en la conducta del consumidor y la tendencia que vemos a nivel del comportamientos de transacciones en PayU nos sugiere que vamos a seguir teniendo un crecimiento generalizado en transacciones digitales”.

Confianza, la clave

Aún no se sabe cuándo será, pero se anhela con un día en el que todo vuelva a ser como antes, y esto, en este punto, significa que los canales físicos estén en capacidad de abrir, por lo que el comercio electrónico ya sería más opción que obligación.

“Uno de los grandes retos que tiene el comercio electrónico y la adopción de pagos digitales es vencer ese arraigo a lo tradicional y a lo físico, que es tan común en los colombianos”, manifiesta Diego Navarro, director de Mercado Pago Colombia frente a lo que se viene.

Para cuando llegue dicha normalidad, los actores más importantes de estos negocios se preparan para mantener el lugar que les dio el coronavirus.

Andrés Robatel, country manager de Linio, señala que con esta entrada casi que a la fuerza a esta modalidad de compra se ha derribado la barrera de la desconfianza al momento de comprar en línea (ver Claves).

“Esto se refleja en crecimientos importantes de nuevos usuarios (174% contra 2019) y en el incremento de ventas en los últimos meses. A futuro, esto significará que la gente que ya perdió el miedo a comprar por internet siga comprando”, agregó.

Otra de las empresas que apuntan hacia este cambio de paradigma de la confianza es Dafiti. Camilo Rueda, director de Dafiti para Argentina, Chile y Colombia, afirmó que “esa confianza con los clientes debe, además, complementarse con la confianza en la venta digital de marcas que todavía no se han dado la oportunidad de vender en línea y digitalizar su portafolio para tener mayor alcance a nivel nacional y regional”.

Pero aún es un camino que necesita reparos. De acuerdo con Rincón, de Colombia Fintech, uno de ellos es la mejora de la cadena logística, para estar apto a recibir una mayor demanda de clientes y cumplir con tiempos competitivos de cara a los usuarios. Adicionalmente, señaló que desde la regulación aún se pueden mejorar las condiciones de pagos que se hacen por cada transacción electrónica.

De parte del Gobierno, la pandemia ha llevado a incentivar esta modalidad de compras y ventas en dos direcciones: llevando a las empresas más pequeñas hacia ese rumbo y dando algunas facilidades para estas compras, que antes eran reservadas para los procesos físicos.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.