Habilidades para la era digital, tarea pendiente en Colombia

Colombia tiene aún mucho por hacer para ponerse a tono con la Cuarta Revolución Industrial, según se demuestra en el primer Índice de Habilidades Globales publicado por Coursera, plataforma virtual que nació en 2011 y ha recogido información de 38 millones de aprendices en al menos 3.000 cursos que ofrece por internet.

MÁS INFORMACIÓN →

El escalafón “llega en un momento crítico (...) con una tecnología que avanza más rápido que la velocidad con que las personas se pueden adaptar”, aseguró el CEO de la plataforma Jef Maggioncalda, en el informe presentado.

¿El fin? Guiar las decisiones de desarrollo de la fuerza laboral, que necesita entender cómo están las habilidades en los negocios, la tecnología y la ciencia de datos de cara al desafío que suscita la era digital.

El indicador “muestra de cómo los países absorben diferente tipos de habilidades (...) más que las habilidades que tienen los países”, dijo Gustavo Ramírez, profesor de la Facultad de Ingeniería de la Pontificia Universidad Javeriana, tras conocer el documento.

En este panorama, Colombia ocupa el puesto 30 entre 60 economías, en el pilar de negocios y es su mejor posición; en el que es considerado un país “competitivo”, en un panorama global que es liderado por Finlandia, Suiza y Austria.

En este aspecto, se evalúan habilidades contables, financieras, de promoción para la venta de productos y servicios, transacciones comerciales, gerencia y comunicación.

El resultado destacable en este punto es evidente si se tiene en cuenta que “en nuestro caso, muchas de las industrias soportan sus ventas en Colombia”, explicó Ramírez.

En cambio en los otros pilares como tecnología (49) y ciencia de datos (46) no hay un avance tan relevante debido a que “prácticamente las grandes empresas nos ven como un país que integra o implementa pero no como un territorio que desarrolla (...) es por eso que no hay una oferta detallada para las habilidades de este tipo”, agregó.

Así, el profesor aseguró que es momento de que haya más apropiación de las industrias y se logre pensar en cómo se pueden generar desarrollos desde el país con esa triada que debe funcionar de manera más eficiente entre la educación, la empresa y el estado.

Los retos

De hecho, en tecnología Colombia aparece de último entre las 11 economías evaluadas de América Latina, y en ciencia de datos está entre los tres últimos lugares, frente a un país como Argentina que puntea en ambas categorías.

Pese a este panorama que parece desolador, el informe destaca que el país está dando los pasos correctos para revertir esta situación.

En este análisis Coursera valora la inversión de regalías en Ciencia, Tecnología e Innovación, así como los programas de entrenamiento de jóvenes en estas habilidades. Y cómo los cambios en las políticas públicas ayudan a las compañías a la transición de la era digital.

“Colombia necesita más inversión privada en educación para evitar quedarse atrás (...) se necesitan más líderes que se hagan cargo del entrenamiento y el reentrenamiento permanente”, reseña el informe.

Un aspecto relevante, en un panorama que prevé un porcentaje alto de empleos en riesgo (53 %) por la automatización y “la mitad de sus compañías luchado por llenar puestos de trabajo”.

En este escenario, Erick Rincón, presidente de Colombia Fintech, reconoce la labor que ha hecho Medellín a nivel mundial “para el desarrollo de este tipo de habilidades: internet de las cosas, inteligencia artificial y blockchain”, tras la reciente inauguración del Centro para la Cuarta Revolución Industrial, del Foro Económico Mundial.

Inclusive, señaló, hay que reconocer que en blockchain, Colombia es uno de los países que más transa en criptomonedas y ha avanzado en “el desarrollo del conocimiento en esta tecnología disruptiva y de nuevos usos: registros, contratos inteligentes y almacenamientos, tal y como lo ha venido desarrollando Ruta N, en la capital de Antioquia y Colombia Fintech... entre otros actores”.

En este camino, es fundamental que se formen personas “en esas habilidades que lo diferencian de las máquinas y logren apoyarse en las nuevas tecnologías para realizar una determinada labor”, recordó Ruta N en un comunicado de prensa.

Liderazgo y autogestión, empatía, creatividad, pensamiento crítico, colaboración y trabajo en equipo, así como una comunicación efectiva están entre las prioridades señaladas por este centro de innovación ubicado en la capital antioqueña y que es reconocido a nivel internacional.

Una mirada regional

De acuerdo con el análisis de Coursera, en general la región tiene un indicador bajo en las habilidades necesarias para enfrentar este nuevo reto; aunque países como Argentina y Chile son líderes en los tres aspectos evaluados.

El análisis reconoce que el desempeño demuestra una educación muy pobre, sobre todo en aspectos como matemáticas y ciencia, así como un ambiente débil para la innovación, e incluso, una actitud más tradicional cuando de educación se trata.

“En la era de la automatización, el aprendizaje permanente es la única manera en que la región será capaz de mantenerse al día con el cambio tecnológico”, dice la publicación.

La afirmación anterior no es nada descabellada si se tiene en cuenta que es necesaria una “reflexión profunda de cómo estamos formando en todos los niveles de la academia”, aseguró el profesor Lewis Quintero, coordinador nacional de la Maestría en Administración de la UPB. Tal vez hay que repensar las dimensiones de la enseñanza a la hora de llevar a la práctica los conceptos impartidos en el aula.

Caso aparte realiza la publicación sobre México, que aunque no tiene una posición destacada en el ranquin (en negocios 39; en tecnología 43 y 40 en ciencia de datos) “ha emergido como un líder para la Cuarta Revolución Industrial, debido a los programas que ha lanzado el Gobierno para “las habilidades del mañana y tiene una aguda conciencia del enfoque holístico requerido para hacer que pase”.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
2
Edwin Zácipa
Executive Director at Colombia FinTech | Managing Partner MiBank.co | Founding Member FinTech IberoAmérica
20.4
17
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
Las empresas Fintech mencionadas en este artículo ya no hacen parte de la Asociación. Por lo tanto, Colombia Fintech no puede dar una recomendación positiva o negativa de la calidad de sus ex miembros, ni asume ninguna responsabilidad por ello.
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.