¿Qué tan factible es un mundo sin efectivo?

Conozca cómo otros países han aumentado el uso de canales digitales.

MÁS INFORMACIÓN →

La masificación del dinero plástico a través del mayor acceso a tarjetas crédito y débito, más la aparición de otros medios de pago digitales y las criptomonedas, ha derivado en la predicción del fin del efectivo.

El distanciamiento social y el temor a que el virus que desencadenó la pandemia pueda sobrevivir en algunas superficies, como monedas y billetes, parecieran acelerar la profecía. Sin embargo, la misma emergencia también ha revindicado la seguridad que produce el capital en mano. Estas dos tendencias, contradictorias en principio, reabren el debate sobre la factibilidad de vivir en un mundo sin dinero físico.

Lo que está pasando en Canadá es ejemplo de hacía donde podría dirigirse la discusión, y más importante aún, las acciones. El nivel de bancarización de la población mayor de 15 años es de 100%. En promedio cada canadiense tiene dos tarjetas de crédito y 70% de ellos paga el saldo total cada mes, lo que muestra que la mayoría las usa como medio de pago y no como fuente de endeudamiento. La vigencia del cheque y la practicidad de las transacciones bancarias online facilitan la migración del efectivo a los canales digitales y el dinero plástico.

El cierre temporal de tiendas físicas, más la restricción impuesta por algunos supermercados y restaurantes a los pagos en efectivo, hizo que las transacciones electrónicas aumentaran 43% en marzo, en comparación con el mismo mes en 2019. “Este cambio digital no es inesperado, pero las situaciones de crisis comprimen los plazos y los canadienses buscan rápidamente opciones de pago digital seguras y convenientes que cumplan con las recomendaciones de distanciamiento”, dijo William Keliehor, Director Comercial de Interac Corp.

En contraste, los bancos han reportado un incremento en los retiros a través de cajeros automáticos durante esta época, lo que llevaría a concluir que son muchos, en especial las generaciones menos recientes, quienes ven al dinero contante y sonante una garantía de liquidez en medio de la crisis. “El efectivo es una tecnología de pago antigua y simple. Ha resistido la prueba del tiempo porque tiene varias ventajas importantes”, señaló recientemente Timothy Lane, Subgobernador del Banco de Canadá.

El papel jugado por el banco central ha estado orientado a alentar a los canadienses a utilizar el método de pago con el que se sientan más cómodos. Sin embargo, tras conocer que algunos establecimientos comerciales no estaban aceptando efectivo, el Emisor advirtió los efectos que podría tener la desaparición, al menos temporal, del dinero físico. “Rechazar las compras en efectivo directamente supondrá una carga excesiva para quienes dependen de este y tienen opciones de pago limitadas”, advirtió el Banco de Canadá a través de un comunicado.

El auge de las criptomonedas, impulsado en buena parte por el bitcoin y reforzado con la aparición de las monedas virtuales no volátiles, conocidas como stablecoins, llevó al banco central a diseñar el Plan para la Versión Digital del Efectivo. Allí, planteó los dos escenarios que lo llevarían a emitir su propia moneda digital.

El primero contempla la emisión de una moneda virtual si el uso del efectivo, que antes de la pandemia representaba 33% de los pagos hechos por los canadienses en tiendas físicas, cae a niveles cercanos a cero. El segundo señala que, si una o más criptomonedas comienzan a posicionarse como método recurrente de pago, sería necesario contrarrestar tal tendencia, dado que las monedas privadas carecen del respaldo de un banco central y de un seguro de depósitos, lo que afectaría la seguridad del capital.

Uno de los puntos clave que argumenta el Banco de Canadá para mantener el efectivo en un país con cobertura universal del sistema financiero e internet, y que a diario mueve US$142.000 millones a través transacciones online, se centran en la fragilidad que tendría el sistema. En palabras del Emisor, un ecosistema de pagos sin efectivo podría tener menos resiliencia, pues el dinero físico es la copia de seguridad por si los sistemas informáticos o de energía dejan de funcionar.

En una encuesta realizada hace tres años, uno de cada diez canadienses aseguró que ha eliminado el uso de efectivo de manera permanente. Tras la disrupción del covid esta tendencia ha aumentado. Hasta hoy, la banca central ha sido enfática al señalar que no tiene planes de lanzar una criptomenda, pero mantiene abierta la posibilidad de emitir una, similar al efectivo, si la evolución de la pandemia así lo requiere. En todo caso, sería temporal.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
Las empresas Fintech mencionadas en este artículo ya no hacen parte de la Asociación. Por lo tanto, Colombia Fintech no puede dar una recomendación positiva o negativa de la calidad de sus ex miembros, ni asume ninguna responsabilidad por ello.
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.