Una única reforma

Me pregunto (y les pregunto) si entre las muchas posibles reformas legales que a uno se le pueden ocurrir para mejorar este país, estuviésemos obligados a escoger una única reforma concreta, ¿cuál sería la elegida?

MÁS INFORMACIÓN →

Me llegan a la mente muchas posibles respuestas, muchas algunas de las cuales ya he tratado en anteriores columnas. Una de ellas sería una reforma profunda al sistema de justicia. Una reforma que se olvide de los temas más taquilleros (las Altas Cortes, sus poderes electorales, los conflictos de interés de la Fiscalía, etcétera), y que se concentre en mirar la justicia desde la perspectiva del servicio al ciudadano, para buscar que se vuelva más eficiente y más cercana a la gente. Otra aspiración urgente y esencial que podría estar entre las finalistas de este concurso imaginario sería la de una reforma tributaria estructural que revise de principio a fin todo el andamiaje fiscal, para hacerlo más progresivo, equitativo y transparente.

Así mismo, una candidata obvia para ganarse el premio a la única reforma del año sería la relacionada con el sistema pensional. Es evidente que es necesario revisar todo el modelo desde su raíz para pasar de un sistema financieramente inviable e injusto, que afecta de manera más gravosa a los sectores más vulnerables, a un modelo verdaderamente sostenible en el largo plazo, que invierta completamente la pirámide dirigiendo las ventajas o subsidios exclusivamente a las personas de menores ingresos.

Bajo otro enfoque muy diferente y refrescante, otra medida de gran calado que podría calificar para estar en el top de las reformas nacionales sería de la de generar una política pública muy ambiciosa y agresiva para promover el emprendimiento y la innovación a lo largo y ancho del país y especialmente en las zonas más deprimidas y alejadas del territorio. Así, a la manera en que lo viene haciendo China con las startup digitales, el Estado podría localizar grandes cantidades de recursos y generar otro tipo de ventajas no económicas para provocar una ola de gran tamaño que convierta al país en un referente en el contexto latinoamericano en la promoción de condiciones óptimas para la generación de nuevas oportunidades de riqueza y empleo en los campos de la inteligencia artificial, las Fintech, el big data, el internet de las cosas y los demás campos asociados al mejor aprovechamiento del entorno digital.

A pesar de la gran relevancia y potencia de todas estas posibles reformas, en la hipótesis de verme obligado a escoger una sola opción, me decido por una reforma muy diferente y muy concreta que creo extraordinariamente importante y urgente: La eliminación de raíz de la nefasta figura de la celebración de contratos estatales que benefician directa o indirectamente a aquellas personas que hicieron aportes a la financiación de las campañas políticas de los actuales gobernantes y otrora candidatos.

En un reciente informe de Transparencia por Colombia se concluyó que la tercera parte de los financiadores de las campañas terminan celebrando contratos con el Estado y que de dicha cifra 80% fueron adjudicados por contratación directa.

La financiación de las campañas políticas es un tema que está en la médula del sistema democrático y que nos obliga a reflexionar como sociedad para provocar un cambio profundo desde los cimientos del poder político, puesto que ello permea todas las demás estructuras institucionales. Por ello, para mi gusto personal, la gran campeona de las reformas urgentes es la prohibición a rajatabla y sin concesiones de ninguna índole de la entrega de contratos, directamente o por interpuesta persona, a financiadores de las campañas, lo cual posiblemente nos lleva a la necesidad de pensar también en un sistema de financiación exclusivamente público.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
Las empresas Fintech mencionadas en este artículo ya no hacen parte de la Asociación. Por lo tanto, Colombia Fintech no puede dar una recomendación positiva o negativa de la calidad de sus ex miembros, ni asume ninguna responsabilidad por ello.
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.