"Colombia, tercer país que lidera la actividad Fintech en Latinoamérica": BID

Colombia no escapa de la tendencia Fintech. En muchos países de la región, están surgiendo empresas jóvenes de tecnologías financieras que responden y satisfacen las necesidades financieras de los mercados locales, y en ello, nuestro país se destaca.

MÁS INFORMACIÓN →

A través del estudio “Fintech: Innovaciones que no sabías que eran de América Latina y Caribe”, realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo y Finnovista, se han identificado un gran número de emprendimientos de esta naturaleza en la región, los cuales cubren diversos segmentos, mercados y geografías.

Concentraciones de emprendimientos Fintech en la región

El trabajo de investigación permitió identificar 703 empresas jóvenes de Fintech localizadas en 15 de los 18 países de América Latina en los que se implementó la encuesta. Brasil aporta el mayor número de emprendimientos a este censo con 230 (32,7%) y seguido por México con 180 (25,6%). Hoy en día, uno de cada tres emprendimientos Fintech en América Latina es de origen brasileño y uno de cada cuatro es de origen mexicano.

Colombia ocupa el tercer lugar con 84 (11,9%), seguida de Argentina con 72 y Chile con 65. En total, estos cinco países concentran casi un 90% de la actividad Fintech en América Latina, mientras que el 10% restante se encuentra repartido entre Perú, Ecuador, Uruguay, Costa Rica, Paraguay, Venezuela, Guatemala, República Dominicana, Honduras y Panamá. Asimismo, se identificó un número muy reducido de (10) empresas jóvenes Fintech originarias de Estados Unidos, Asia o Europa cuyo mercado principal se encuentra dentro de América Latina.

Es importante tener en cuenta que Brasil, México y Colombia cuentan con una sólida industria financiera tradicional, medida en términos de infraestructura, regulación, grado de competencia y activos, que puede servir como reservorio importante de talento que conoce el sector, tal y como viene ocurriendo en importantes centros financieros del mundo como Nueva York, Londres o Singapur. También cabe mencionar que la magnitud de la oportunidad en cada país es enorme, pues se trata de los mercados principales de la región en cuanto a PIB y tamaño de la población.

Es posible que la fuerte concentración de empresas jóvenes Fintech en estos países se relacione con la intensa actividad emprendedora en ciudades como Bogotá, tal y como lo destaca el informe The Global Startup Ecosystem Ranking 2015 publicado por Compass. En parte, esto es fruto de la labor de entidades públicas como Innpulsa o de organizaciones privadas como Endeavor, las cuales han impulsado y apoyado el emprendimiento con diferentes tipos de incentivos en el país.

Abanico tecnológico

Desde el punto de vista tecnológico, se observa que muchas de las tecnologías subyacentes que apuntalan los emprendimientos actuales de Fintech en el mundo están siendo adoptadas también por los emprendedores latinoamericanos para habilitar sus modelos de negocio, desde Cloud hasta Blockchain.

Aunque las criptomonedas y la Blockchain solo representan cerca del 8% de las soluciones Fintech de la región, estas han comenzado a adquirir progresivamente una mayor popularidad gracias al uso de soluciones de pagos y de envío de dinero como parte del modelo de negocio de estas empresas jóvenes. Allí, las aplicaciones para estas tecnologías se encuentran principalmente en la negociación de activos financieros o trading, soluciones de pagos y contratos inteligentes, un segmento incipiente con solo el 13% de las soluciones que emplean los registros distribuidos como tecnología subyacente, pero con un interesante potencial de crecimiento e impacto en los próximos años. En el ámbito geográfico, Brasil y Argentina son los países con mayor prevalencia de estos tres tipos de plataformas (52,2% de los emprendimientos), mientras que el resto se encuentran principalmente en México, Chile, Colombia y Venezuela.

Hacia un sistema colaborativo

Si bien el objetivo de este estudio es analizar los emprendimientos Fintech y no todo el ecosistema de tecnologías financieras en América Latina, se destaca la importancia y la presencia de otros actores claves que en él operan.

Por un lado, la presencia de instituciones financieras es cada vez más evidente, ya que están actuando como inversionistas y/o como socios estratégicos de las Fintech. Los gobiernos, en particular, los reguladores financieros, también está expresando un interés creciente por acercarse, entender y colaborar con estas empresas jóvenes. Esta tendencia comenzó a manifestarse hace unos años a través de las actividades de respaldo y asistencia de la industria tradicional y de entidades de gobierno a eventos Fintech de la región como el Finnosummit en Bogotá y la creación de la asociación Colombia Fintech. Asimismo, en consultas públicas o anuncios de posibles propuestas de regulación o legislación aplicables a las Fintech o a alguno de sus segmentos en el país.

Regulación: facilitador o barrera

En Colombia, el 37,5% de los encuestados afirmó que la regulación es excesiva, mientras que el 34,4% piensa que la regulación es adecuada o que no se necesita una regulación específica. Un 18,8% sostiene que no existe regulación específica y sí se requiere, y finalmente, un 9,4%, considera que la regulación es muy laxa en el país.

A pesar de ello, los emprendedores de Colombia han logrado establecer un diálogo con las autoridades y otros agentes internos y externos con el propósito de producir cambios en las políticas públicas de manera que, por un lado, fomenten e incentiven la actividad, y por el otro la reglamenten. Estos factores han impulsado estas actividades:

  1. Más actores que están innovando en el sector financiero, aunado a la creciente penetración de los diferentes servicios ofrecidos por las Fintech entre los consumidores.
  2. La ausencia de políticas que fomenten el desarrollo del sector y/o la existencia parcial o nula de un marco regulatorio adecuado para los servicios y productos que ofrecen estas empresas jóvenes.

En este orden de ideas, y como resultado del diálogo entre los emprendedores y empresas del sector, se promovió la creación de Colombia Fintech a finales de 2016, como la asociación orientada a representar los puntos de vista de la nueva industria de servicios financieros ante los reguladores, promover el conocimiento sobre las Fintech entre el público general y coordinar tareas para impulsar mejores prácticas en la industria. La importancia de estas iniciativa radica en que además de empoderar al sector como gremio, fortalece la capacidad de diálogo y de negociación con los gobiernos y el sector financiero tradicional. Y gracias al trabajo de consolidación y diálogo que se ha venido haciendo, el gobierno ha emprendido acciones en apoyo al sector, tanto desde la perspectiva de las políticas públicas como de la regulación, para hacer claridad sobre ciertos modelos de negocio en beneficio de consumidores financieros, inversionistas y emprendedores a la vez.

Con estas iniciativas regulatorias se busca normar las actividades propias de las plataformas Fintech. Colombia ya ha comenzado a explorar modificaciones a la regulación, consultando directamente con los emprendedores Fintech sus requerimientos y necesidades. De esa manera, ejemplo, la Unidad de Proyección Normativa y Estudios de Regulación Financiera (URF) presentó en agosto de 2016 un documento de consulta sobre alternativas de regulación para la financiación colectiva y presentará en los próximos meses el proyecto de norma para la operación de los modelos de Crowdfunding en el país.

Capacidad de escalamiento de las Fintech en la región

Independientemente de cuál sea el país de origen, los emprendedores tecnológicos comparten en su ADN un entusiasmo por crear algo nuevo y una pasión por resolver problemas reales de la sociedad en la que viven. Asimismo, tienen que hacer frente a retos similares cuando se trata de escalar y hacer crecer sus proyectos: asegurar financiación, encontrar el mejor talento, operar bajo normas homogéneas y construir sobre plataformas también homogéneas.

Sin embargo, el estudio permitió detectar una mayor o menor inclinación de estos emprendimientos hacia la expansión dentro de la región según su país de origen: el 33,3% de los argentinos y 31,0% de los colombianos tienen operaciones fuera de sus países, mientras que lo mismo sucede solo con el 11,0% de los brasileños y el 8,6% de los mexicanos. Si bien este no es un indicador per se de la capacidad de escala de las empresas jóvenes Fintech sí es significativo que una de cada cuatro empresas colombianas tengan presencia por fuera de sus fronteras.

Inversión de capital emprendedor en Fintech

En todo el mundo, el sector Fintech ha registrado un incremento significativo de la inversión en los últimos años. Sin embargo, el volumen de estas inversiones se ha concentrado principalmente en Estados Unidos, seguido por Europa y Asia, con una proporción muy inferior destinada a América Latina.

Un esfuerzo de apoyo regional en este sentido lo viene realizando el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Grupo BID a través del Programa de Aceleración Fintech de NXTP Labs, fondo de inversión cuyo programa de aceleración de startups tiene un capítulo en Colombia promoviendo el nexo entre bancos y grandes compañías con empresas jóvenes que desarrollan innovaciones para la industria financiera.

El FOMIN ha realizado inversiones en 12 fondos de capital emprendedor, en cuya cartera hay 55 Fintechs con operaciones en varios países incluyendo Colombia, además de realizar inversiones directas. Entre ellas figuran Afluenta, una plataforma en línea de financiamiento P2P, y Sempli, una plataforma de financiamiento en línea para emprendimientos y empresas jóvenes en proceso de escalamiento.

La proporción de emprendimientos que declaró haber obtenido inversión varía significativamente de un país a otro, lo cual refleja las diferencias que existen en nuestro país para acceder a financiación pública e inversión privada. En Chile, el 80,0% de las empresas jóvenes indicó haber obtenido fondos de terceros; en México lo hizo el 61,1%, en Brasil el 58,1%, en Argentina el 54,0%, mientras que en Colombia solo el 36,7% ha obtenido recursos para sus emprendimientos.

Algunas de estas empresas, ya maduras, han logrado financiarse o bien con importantes cantidades de fondos extranjeros de capital emprendedor o con recursos de inversión especializados en este tipo de negocios para crecer y escalar sus operaciones más allá de sus fronteras. Otras, en etapas más tempranas, siguen conectándose a la industria y validando sus propuestas de valor y modelos de negocio. Sin embargo, independientemente del estado de madurez en el que se encuentren, en Colombia todas comparten la visión, la necesidad y la obligación de aprovechar la oportunidad que han identificado para transformar el sector financiero de Colombia.

Resumen elaborado por Colombia Fintech.

“Fintech: Innovaciones que no sabías que eran de América Latina y Caribe”
May 2017
Conoce más de estas Fintechs