‘Crowdfactoring', alternativa de financiamiento y oportunidad de inversión

El ‘crowdfactoring' es considerado un instrumento de inversión alternativo a las opciones tradicionales que ofrece el mercado, como acciones, bonos, ‘commodities' y fondos mutuos, que en la mayoría de los casos no son accesibles al inversionista promedio

MÁS INFORMACIÓN →

El desarrollo de los servicios financieros y su mejora mediante la implementación de tecnología ofrece hoy día un sin número de facilidades que permiten tanto a pequeñas y medianas empresas (pymes) como al inversionista promedio satisfacer demandas y necesidades financieras, así como obtener rendimientos, que sin dichas facilidades sería difícil o prácticamente imposible de lograr.

La educación en materia de mercado de capitales, así como el desarrollo y la modernización de los sistemas financieros continúa siendo un reto para los países en desarrollo y economías emergentes. Ambos participantes, pymes como inversionistas se enfrentan a barreras que nos les permiten crecer y por ende limitan su aporte a la economía local. Mientras para las pymes los financiamientos bancarios no son fáciles de obtener por sus características de negocios poco estables, para el inversionista no sofisticado la mayoría de los instrumentos de inversión son inaccesibles por razones como las cuantiosas sumas de participación requeridas, así como los riesgos que estas inversiones implican.

En estudio publicado por la Comisión para América Latina y El Caribe (Cepal), se hace énfasis en que una de las fallas de los sistemas financieros de la región es la poca falta de acceso de las pymes al financiamiento, lo cual limita la contribución al crecimiento económico y la creación de empleo. Se expresa la inquietud del no apoyo económico dado que estas empresas se consideran una de las mayores fuentes de empleo de una economía.

Este argumento es corroborado por un artículo publicado en el blog de Sector de integración y comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el período 2017 por Fabrizio Operti, Jefe de la Unidad de Comercio e Inversión del BID, en el cual se reporta que el 99% de las empresas de América Latina y El Caribe (ALC) son pymes y que las mismas proveen el 67% de las plazas de empleo de la región. También se hace énfasis en las dificultades que enfrentan las pymes en cuanto a la desconexión de los mercados y las restricciones a las facilidades crediticias.

En la 8°va edición 2016 del informe sobre la predisposición de las entidades financieras de la región ALC en cuanto a brindar financiamiento a las pymes, las entidades consultadas reportan que el crédito se restringe a este tipo de empresas principalmente por una pobre estructuración financiera, falta de colateral, poca capacidad de pago, no entendimiento del negocio, y la suma de dinero solicitada la mayoría de las veces no es significativa en base a las operaciones de crédito de los bancos.

El 60% de los bancos consultados de México-América Central y Caribe reportan que existen barreras internas que no les permite el ofrecer financiamiento. Para el período 2016, se revela que la proporción de la cartera de préstamos de la banca a pymes en ALC se redujo 40% con relación al período 2014 (cifras de FELAPAN citadas en artículo de economía, Álvarez 2017).

En la época contemporánea, los avances tecnológicos en materia financiera han permitido que se desarrollen y continúen mejorando facilidades que permiten a otros usuarios, a parte de las multinacionales e inversionistas sofisticados, participar en los mercados de capitales. Para la última década se ha destacado el desarrollo de la Tecnología Financiera ‘fintech' haciéndose notar el interés por la implementación de medios Alternativos de Financiamiento y plataformas en línea que agilizan diversos procesos.

De la serie de productos y servicios modernos que ofrecen los sistemas financieros de las economías avanzadas como Reino Unido y Estados Unidos, destaca hoy día el financiamiento por medio de fondeo colectivo de facturas conocido como ‘crowdfactoring'.

Este término se desglosa de los conceptos de fondeo colectivo (crowdfunding) y venta de facturas (factoring). El estudio realizado por la Universidad de Cambridge y Nesta, Reino Unido, define el término como ‘la venta a descuento de facturas a inversionistas con el objetivo de recibir fondos de manera inmediata en lugar de esperar que las facturas sean pagadas por sus deudores'.

El crowdfactoring se considera no solo una alternativa de financiamiento a las empresas sino también un instrumento de inversión alternativo a las tradicionales opciones que ofrece el mercado como acciones, bonos, commodities y fondos mutuos, que en la mayoría de los casos no son accesibles al inversionista promedio. La transacción se realiza por medio de una plataforma online que conecta a los inversionistas con aquellas empresas que necesitan de capital de trabajo para la continuidad de sus operaciones, por ende, se considera un proceso bastante simple y ágil.

En la última década, diversas economías de la región ALC como México, Colombia y Argentina, han tomado acción e introducido este tipo de financiamiento alterno a sus mercados revelando resultados que indican que el crowdfactoring ha tenido una buena aceptación y un impacto positivo en dichas economías.

De entre estos países destaca Colombia, donde se maneja uno de los mayores mercados de crowdfactoring de la región, reportando crecimientos exuberantes de más del 500% entre el período 2012-2015. En artículo sobre la pionera del crowdfactoring Konsigue, en México, se reporta que la actividad con tan solo dos años de operación ha crecido de manera acelerada acaparando clientes del segmento pymes, especialmente a la mediana empresa. Por otro lado, Argentina al igual que México, con tan solo dos años de emprender en este campo también reporta una buena aceptación por parte del mercado.

La economía panameña, con una actividad de intermediación financiera que aporta el 7.3% del PIB para el cierre del período 2017 (cifras Avance Preliminar Informe Económico y Social MEF Panamá, marzo 2018), no podía dejar pasar por alto el implementar dicha actividad en sus mercados financieros.

Hoy la empresa For tesza, fundada por panameños, es la pionera de la actividad conocida como crowdfactoring o fondeo colectivo de facturas en Panamá, dando inicio a sus operaciones en el año 2016. Fortesza, por medio de su plataforma online , brinda una facilidad de financiamiento no solo para las pymes sino también para cualquier otra empresa que requiera de capital de trabajo, que cuente con una cartera de cuentas por cobrar y que cumpla con los requisitos exigidos por la empresa.

Roberto Aldrete, cofundador de Forteza, comenta que ‘el ‘factoring' es una solución de financiamiento muy importante en la región ALC, donde el acceso a créditoy facilidad de flujo de capital es difícil de obtener'.

Según información proporcionada en la Revisión Anual 2017 por The Factor Chain International (FCI), se reporta que el mercado total de factoring de América del Sur creció aproximadamente un 20.24% entre el período 2015 y 2016.

En cuanto al mercado panameño de factoring , se estima que este sobrepasa los mil millones de dólares (cifras citadas por Fortesza), lo cual tiene un impacto positivo en el servicio de crowdfactoring. Para el período 2018 Forteza espera que se registren entre 10 a 50 empresas de manera mensual en busca de capital de trabajo.

Las condiciones actuales del mercado tanto para las pymes como para los inversionistas promedio, así como las cifras estimadas en cuanto al valor de mercado y el potencial incremento de valor del mercado de factoring parecen indicar que Panamá podría llegar a posicionarse como uno de los líderes de crowdfactoring de la región ALC, no obstante, existen retos como la falta de modernización del sistema financiero panameño.

Los reguladores del medio reconocen la importancia de adaptación a los cambios, dándose así la aprobación del Proyecto Ley para la Modernización del Sistema Financiero Internacional Panameño , con miras a incrementar la competitividad de Panamá como plataforma de servicios financieros.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
2
Edwin Zácipa
Executive Director at Colombia FinTech | Managing Partner MiBank.co | Founding Member FinTech IberoAmérica
20.4
17
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
No items found.
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.