Emprendedores agilizan los préstamos para pymes

Las Fintechs que utilizan las bases tecnológicas, son aliadas claves y complementan la banca tradicional.

MÁS INFORMACIÓN →

Aprovechando la oportunidad de mercado que otorga la necesidad de capital de trabajo por parte de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y su lento acceso a cré- ditos con la banca tradicional, emprendedores apuestan por ese nicho creando herramientas tecnológicas más ágiles.

Se trata de las denominadas fintech (emprendimientos de base tecnológica) que trabajan de la mano con la banca tradicional. “Nuestro rol es más de colaboración con las entidades tradicionales, buscando la manera de complementarnos con el desarrollo de modelos de negocio conjuntos”, comentó a EL COLOMBIANO Edwin Zacipa, director de Colombia Fintech.

Precisamente, este gremio con un año de constitución cuenta con 68 afiliados (entre fintech y entidades financieras tradicionales). Lo destacado es que 11 de sus afiliados pertenecen a la banca (entre ellos Bancolombia), porque entre ambos frentes está el reto de impulsar políticas públicas, promover conocimiento y educación en esta figura, además de crear comunidad.

Colombia es el tercer hub de América Latina en startups (empresas de base tecnológica), después de Brasil y México, según reporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Pero, existen otros frentes como el de inversión de capital de riesgo, insurance tech (herramientas tecnológicas para el negocio asegurador), en los que hay más rezago por parte del país.

Estrategia con pequeños

Sin embargo, las dedicadas al rol de prestar dinero a las pymes apenas es un mercado que nace en Colombia y se caracteriza por “ser emprendimientos dedicados al crédito que con recursos propios, operan en una plataforma web desde donde canalizan todo el tema de crédito y cobranza en línea. Se destacan emprendimientos como Gulungo, Pimes y Finaktiva, entre otros, que operan en Medellín (ver historias).

La característica entre ellos es que ven una oportunidad de crecimiento en el mercado, tras la necesidad de las pymes de encontrar créditos de manera ágil, al obtenerlos en dos o tres días. Mientras que en la banca tradicional se pueden demorar semanas y ahí tienen mayor ventaja los primeros que los segundos.

Frente al tema regulatorio no hay barreras porque los emprendimientos ponen recursos propios para prestar y no tienen labor de intermediación financiera, de entrada eso los excluye de vigilancia por parte de la Superintendencia Financiera (ver Análisis)

Sin embargo, sí es una exigencia para ellos que respeten políticas como el de la tasa de usura y el de no sobrepasar los cobros o acercarse a un gota a gota. También deben velar por la protección al consumidor y sus derechos como usuarios, así como “contar con un debido proceso en el conocimiento de sus clientes, de saber sus antecedentes y garantizar los filtros de aprobación”, añadió Zacipa.

De otro lado, uno de los bancos tradicionales que apuesta por el desarrollo fintech en el mundo y que tiene su lupa puesta en Colombia es el Bbva. De hecho, tiene en el país 72 proyectos tecnológicos internos, de los cuales el 10 % (7) son contratados con fintech, según Sergio Zúñiga, director de Emprendimiento e Innovación del Bbva Colombia.

Es por esto que dicho banco realizó en el país el Open Talent 2017, que se desarrolló para seleccionar a las mejores empresas de base tecnológica con énfasis en el sector financiero. Precisamente, ganó el emprendimiento antioqueño Filaap, que posteriormente representó al país en la versión internacional de este evento.

El complemento entre ambos mundos agiliza los servicios que la banca tradicional no alcanza a prestar por su misma estructura y tamaño, ofreciendo beneficios a los clientes.

1. Finaktiva se enfoca en las pymes más jóvenes

El haber desarrollado créditos que se ajustan a los tamaños y sectores específicos de los clientes, hizo que Aktiva (matriz de Finaktiva) incursionara en varios segmentos de pymes, porque este negocio es un mundo atractivo.

No es lo mismo si son de servicios, transporte, agro. Cada una tiene su particularidad y eso fue lo que motivó la creación de varias financieras de nicho. Hace dos años crearon una financiera agrícola para otorgar crédito a agroempresas, con la particularidad de acompañarlos con asistencia técnica. El año pasado se creó una financiera para emprendedores llamada Finaktiva (fintech). Son aliados de Bancóldex para poder obtener recursos frescos y canalizarlos a las necesidades de los emprendedores de impacto. “Sabemos que la gran mayoría de empresas muere en etapa temprana y por eso sacamos una línea para emprendimiento.

Apoyados en la tecnología desarrollamos una plataforma con variables cualitativas, aplicamos manejo de datos, para determinar el potencial de crédito de las pymes para crecer y salir adelante”, comentó Pablo Santos, gerente de Finaktiva. La idea de este emprendimiento nació desde 2015 cuando fueron beneficiarios de un programa de iNNpulsa y Ruta N para crear dicha línea para emprendedores. Bancóldex fue su primer aliado. Por eso, esta línea no es para todas las pymes, es para las que tengan alto potencial de mercado, con componentes de innovación. Su valor agregado es que los emprendedores solicitan el crédito en línea, entre 50 millones y 300 millones de pesos, solo para compañías que tengan al menos 12 meses de experiencia en el mercado. En el primer año de operaciones tuvimos 500 solicitudes que sumaron 87.000 millones de pesos.

Procesaron 128 que suman 122.000 millones de pesos y normalmente se aprueba el 60 % de los créditos. Son operaciones con plazo promedio de 3 años y de 100 millones de pesos de monto.

Además de hacer el proceso más rápido, su promesa de valor es que el crédito se diseña a la medida del plan de crecimiento de la pyme emprendedora, además de tener acompañamiento en línea. Está enfocado en pymes jóvenes con alto potencial de crecimiento. El 61 % de las empresas que tienen de clientes apenas recibieron su primer crédito y reiteran la importancia del seguimiento porque la tecnología por sí misma no puede ser la oferta de valor para una pyme. Un empresario solo se quiebra.

2. Gulungo apuesta por la pedagogía y el acompañamiento del crédito en línea

Esta fintech combina los préstamos responsables, la educación financiera y las soluciones de software. Se concentra en alcanzar el máximo potencial productivo de las pymes al otorgar preaprobaciones de crédito en 24 horas. Eso sí, después de entregar documentos básicos la pyme solicitante debe tener al menos 18 meses de operación en el mercado. Debe contar con registro en la Cámara de Comercio.

Entre sus valores está ofrecer créditos que se ajusten a las necesidades de los solicitantes, además de ayudarles a planificar su flujo de caja como aspirantes al crédito. En 72 horas se hace el trabajo completo de asesoría a las pymes que apliquen. Una vez obtienen el crédito se les acompaña en la planeación financiera, porque no endeudan a los clientes más allá de su capacidad de pago.

Tampoco tienen costos ocultos. “Para este año queremos colocar al mes entre 3.000 y 5.000 millones de pesos”, comentó Juan Esteban Saldarriaga, gerente de Gulungo. Al final de 2018 esperan contar con 600 clientes y ya tienen 100 evaluados. Los montos prestados oscilan entre 5 millones y 50 millones de pesos, con un plazo máximo hasta de 6 meses.

Los fondos con los que cuentan para prestar provienen de recursos propios, además de obtener otros provenientes de convocatorias, así como fondearse con banca de segundo piso nacional e internacional. Su apuesta se basa en la oportunidad que genera la dificultad de las pymes para acceder a créditos con la banca tradicional, específicamente por las cantidades solicitadas y el tiempo de otorgamiento. Esta fintech opera 100 % en Medellín.

3. Pimes otorga créditos en 48 horas a partir de algoritmos

El uso de herramientas tecnológicas para ofrecer créditos en línea a pequeñas empresas que no tienen acceso al sistema financiero tradicional es el propósito de Pimes, que hace pocos meses inició operación en Colombia, e inicia labores este año en Medellín.

En solo tres meses ha recibido 1.000 solicitudes de crédito por $50.000 millones de pesos, lo que indica la necesidad de financiación que tienen las pymes. “Esta fintech se creó para llenar esa brecha, para ayudar en el desarrollo de las pequeñas empresas y estimular la creación de empleo”, dijo Margarita Rivera socia fundadora de Pimes.

Cuenta con recursos propios para colocar préstamos que van desde 12 millones hasta 300 millones de pesos, a un término entre 2 y 6 meses, con tasas de interés competitivas, según Rivera. El proceso completo para solicitar el préstamo se hace en línea, y una vez realizada la solicitud en el formulario digital, en 10 minutos Pimes precalifica al cliente e inicia un rápido análisis, que con el apoyo de algoritmos permite que en 48 horas pueda obtener el desembolso del dinero por el que está en capacidad de responder.

Por su parte, Barnaby Grist cofundador de Pimes, indicó que uno de los propósitos es ayudar a empresarios innovadores que requieren apoyo financiero para crecer su negocio y generar empleo. Junto a ellos está también de fundador Davin Miyoshi, los tres con la característica de tener trayectoria profesional en el negocio financiera.

La meta es que con el apoyo a las empresas crezca el empleo en el país, porque se trata de empresas que generan dinámica laboral, pero están por fuera del sistema bancario.

Los clientes aplican a los cré- ditos en línea, le hacen una precalificación con documentos requeridos. Hacen un análisis y le entregan una alternativa de crédito, que más se ajuste a sus capacidades, con pagos flexibles para las empresas.

Deben respetar las tasas de usura y no cobrar por encima del valor legal. Las pymes aspirantes a crédito deben tener como mínimo 18 meses de existencia y un año de historial crediticio, haber tenido utilidades en el último año comprobar venta anuales de por lo menos 200 millones de pesos, además de tener Cámara de Comercio. Esperan colocar 360.000 millones de pesos en el primer año en Colombia.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
2
Edwin Zácipa
Executive Director at Colombia FinTech | Managing Partner MiBank.co | Founding Member FinTech IberoAmérica
20.4
17
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.