Fintech, una oportunidad para una gestión más eficiente del riesgo en Colombia

El Fondo Monetario Internacional sostiene que utilizar las TIC y Fintech es una oportunidad poderosa para fortalecer las defensas de los sistemas financieros de los países como Colombia contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo.

MÁS INFORMACIÓN →

Las Fintechs siguen ganando espacio. Se calcula que en Colombia, son más de 150 empresas, tanto startups, casas de software como entidades financieras, que están haciendo desarrollos en este sector, especialmente, interesadas en aprovechar las oportunidades en inclusión financiera y adopción tecnológica, buscando, por ejemplo, que cada vez sea más fácil desde un celular hacer transferencias, recibir dinero, solicitar un préstamo, abrir una cuenta, realizar pagos, controlar sus gastos, e incluso, hacer microinversiones. Asimismo, las Fintechs llegan ya a consumidores y empresas de todo el mundo, desde el comerciante local que busca un crédito, el trabajador extranjero que envía una remesa o la familia que planifica su jubilación.

Precisamente, en muchos países de la región ya responden y satisfacen dichas necesidades, y en ello, Colombia se ha destacado. Según el último informe del BID, ya Colombia ocupa el tercer lugar en la región, detrás de México y Brasil, en número de startups. De acuerdo con Nxtp Labs, la actividad de capital emprendedor para Fintech en Latinoamérica alcanzó los US $642 millones en los últimos años, en el marco de un proceso que se aceleró en los últimos 3 años, dado que el 51 por ciento se concentra en el período 2014-2017, donde Colombia es uno de los cuatros países de la región que concentra el mayor monto de inversión con un 10,4 por ciento.

Es probable que estas oportunidades provoquen en cierta forma un reajuste del panorama financiero y que traigan también algunos riesgos. Esto ha llevado a muchos organismos como el Fondo Monetario Internacional a preguntarse sobre los desafíos en el corto plazo en materia de prevención y mitigación de riesgos asociados a la desintermediación financiera que conllevan las Fintechs.

Recientemente, Christine Lagarde, directora de la institución, presentó un resumen del estudio Fintech and Financial Services: Initial Considerations (disponible abajo) donde reconoce que la apertura del sistema financiero a las nuevas tecnologías abre riesgos de fraude, blanqueo de capitales, financiación del terrorismo y otras actividades ilícitas mediante el anonimato de las monedas virtuales o las páginas web en jurisdicciones sin controles, por lo que hace un llamado a una nueva regulación para aprovechar la tecnología sin restringir la innovación.

“Aunque las revoluciones tecnológicas son imprevisibles, podemos adoptar una serie de medidas para estar preparados. Este nuevo estudio del FMI analiza los posibles efectos de las tecnologías innovadoras sobre los distintos tipos de servicios que ofrecen las sociedades financieras, la estructura e interacción entre ellas, y las posibles respuestas de los reguladores”, señala Lagarde.

Para reducir estos riesgos, el FMI sugiere que los reguladores financieros podrían complementar su proyección normativa prestando mayor atención a servicios concretos, con independencia de cuáles sean los participantes en el mercado que los ofrecen, hacia reglamentaciones adaptadas para garantizar la protección suficiente de los consumidores y su privacidad, y que aclaren, por ejemplo, el régimen jurídico y la titularidad de los activos digitales y evitar los riesgos asociados de estas operaciones. Por lo tanto, la regulación puntual del sector debe seguir funcionando como seguro que garantice la confianza necesaria tanto en la estabilidad como en la seguridad de los sistemas digitales en el mundo financiero. En ese sentido, señaló el FMI que será necesaria la cooperación internacional pues los avances tecnológicos en cualquier campo llegan a todos los países, por lo que se debe evitar que redes criminales lleguen a países con menor regulación.

Sin embargo, combatir estos riesgos cada vez más requiere aprovechar el poder en sí mismo de las Fintechs, aseguró Lagarde en la última reunión del Financial Action Task Force. Allí mostró su perspectiva de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y las empresas Fintech como una oportunidad poderosa para fortalecer las defensas de los sistemas financieros de los países como Colombia contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo, ya que proveen soluciones de Regtech, Machine Learning, scoring alternativo, ciberseguridad, verificación de identidad y fraude que permiten identificar flujos financieros ilícitos con patrones de actividad que de otro modo serían muy difíciles de detectar, incluso en el caso de transacciones muy pequeñas, tanto en el back-office, middle-office o front-office de las entidades financieras. Otro buen ejemplo es la apropiación de tecnologías en Blockchain, las cuales no son vulnerables a fallas en la información y podrían resultar resistentes a ataques cibernéticos, y que impactan de manera positiva la eficiencia de la actividad de cumplimiento en el sistema financiero. Dado que las Fintechs por definición son plataformas tecnológicas, será mucho más fácil regularlas y controlarlas en el registro y trazabilidad de sus operaciones.

Por otro lado, el FMI considera la introducción de Fintech como una herramienta útil en el comercio internacional al facilitar las transacciones alrededor del mundo. Las Fintech se apalancan sobre tecnologías de inteligencia artificial, Big Data, autenticación biométrica y Blockchain que podrían llevar a un replanteamiento en el modelo de negocio de intermediarios tradicionales en servicios financieros, como bancos, corresponsales y empresas especializadas en servicios de mensajería, compensación y liquidación de operaciones transfronterizas, los cuales deberán actuar rápidamente a esta nueva realidad y evitar un posible ‘Momento Kodak’. Para muchos países, esta nueva fuerza competitiva y renovadora, deberá ayudar a dinamizar los sistemas financieros tradicionales, trayendo nuevos modelos, actores y reduciendo costos para el consumidor final.

Las Fintechs garantizan a los consumidores digitales la realización de diferentes transacciones financieras mediante dispositivos móviles con la menor necesidad de intermediarios en procesos de verificación de cuentas e identidad digital (KYC), que reducen costos, mejoran tiempos de atención y disminuyen fricciones en la experiencia de usuario. Por ejemplo, hoy pymes y personas ahorran dinero por transferencias internacionales gracias a TransferWise, considerado como uno de los productos más avanzados en la industria Fintech en Londres, donde pueden acceder a tasas de cambio favorables, o por otro lado, usando monedas digitales donde el costo por transacción potencialmente se es reducido a cero, gracias a teléfonos móviles y tecnología de registro distribuido. Ya son miles de personas en todo el mundo pagando bienes y servicios a través de más de 1.500 Fintechs, dejando de utilizar los bancos tradicionales.

De acuerdo con el FMI, estas nuevas tecnologías como la Blockchain podrían permitir, por ejemplo, que se creen contratos inteligentes que ayuden a inversionistas a vender determinados activos de manera segura si cumplen las condiciones establecidas en el mercado, lo que mejoraría su eficiencia. Además, explica el multilateral que combinando Big Data con inteligencia artificial, se pueden automatizar otros procesos como las calificaciones crediticias aumentando la competitividad de las tasas de interés para empresas y consumidores.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, desde Colombia Fintech estamos realizando esfuerzos dirigidos a lograr que todas estas startups lleven al consumidor final productos confiables y seguros dentro de un marco de legalidad. Para ello, la Asociación está diseñando e implementando procesos y reglas que permitan consolidar la competitividad y productividad de los modelos de negocio de las Fintechs y buscando inicialmente un modelo de autorregulación que conlleve transparencia y protección al consumidor. Dentro de las principales acciones de apoyo a estos servicios innovadores, se están desarrollando y aplicando códigos de responsabilidad financiera en el marco de un Sello de Confianza Fintech que comprenda el cumplimiento de estándares y normas y garanticen la sana competencia, la convivencia y la cooperación dentro de la industria financiera y bancaria, facilitando de esta forma la adopción por parte de los consumidores financieros.

Fintech and Financial Services: Initial Considerations
June 2017
Conoce más de estas Fintechs
No items found.