“Las monedas virtuales no tienen respaldo estatal ni privado”, Jorge Castaño, Superfinanciero

Aunque el comercio de las monedas virtuales no está prohibido en el país, el superintendente financiero, Jorge Castaño, aseguró en Inside LR que estas transacciones no cuentan con ningún tipo de respaldo estatal o privado y, por tanto, las denuncias de los usuarios no pueden ser apoyadas legalmente.

MÁS INFORMACIÓN →

El auge de las criptomonedas como el bitcoin ha provocado la aparición de redes que se dedican a captar de manera ilegal los recursos de los usuarios con la promesa de altas rentabilidades. 

Hace unas semanas, un juez falló que el Estado no es responsable del dinero que invierten las personas en captadoras ilegales. ¿Cuántos procesos están abiertos y cuántas alertas han emitido en 2017?

Existen 564 demandas de captaciones ilegales contra el organismo desde 2008. De ellas, 270 han terminado con sentencia favorable para el Estado. Los demandantes pretendían que el Estado les devolviera su dinero porque consideran que debió evitar esas acciones. Los riesgos propios de la inversión deben correr a cargo de los inversionistas y no del Estado. Ahora, las pirámides son más sofisticadas a través de cadenas de chats, de páginas de internet… lo que hace mucho más difícil poder adoptar medidas. En lo que va de año, hemos emitido 24 alertas sobre negocios que parecen ser esquemas defraudatorios.

¿Cómo está la regulación actual de las criptomonedas en el país? 

Son un activo intangible y virtual que las personas pueden comprar y vender. No obstante, no se considera una moneda ni constituye un medio de pago de curso legal. Las criptomonedas no tienen un respaldo estatal ni privado, no son vigiladas por la Superfinanciera. Además, el sistema financiero no tiene la posibilidad ni de custodiar, ni invertir ni asesorar o hacer negocios sobre estos instrumentos.

¿Está la URF del Ministerio de Hacienda pensando en regular esta moneda virtual?

Hago parte del consejo directivo y en la agenda de la URF no existe ninguna regulación relacionada con las criptomonedas. La ley solo reconoce al peso como moneda de curso legal. Lo que sí estamos trabajando es un documento técnico que publicaremos próximamente relacionado con el crowdfunding.

¿Y cómo van en esa regulación? 

Las nuevas tecnologías llegaron para quedarse y nosotros como reguladores no podemos taparnos los ojos ni con las Fintech ni con el crowdfunding. Se va a permitir que se den proyectos de forma colaborativa y ambas empezarán a ser vigiladas por la Superfinanciera. Estimo que para la próxima semana lo estaríamos publicando. Las Fintech que más están creciendo son las relacionadas con los sistemas alternativos de pago.

¿Sigue tan alto el fraude del Soat como lo denuncian las aseguradoras? 

Es un tema sensible en algunas regiones del país. En los próximos días, la Super publicará un proyecto de circular que facilitará la posibilidad de la expedición del Soat electrónico en aras de disminuir el fraude. Ya no vamos a andar con papeles, vamos a andar con un código y una validación electrónica que va a permitir que realmente se pague y se cubra cuando realmente exista un Soat. Por otro lado, los vehículos que tienen propulsión con energía eléctrica también estarán en la obligación de tener Soat. Vamos a definir las tarifas en los próximos días. A partir del 1 de agosto deberían estar en vigencia.

¿Han visto una transmisión adecuada de la reducción de las tasas de interés a los consumidores? 

En materia comercial, la velocidad de la transmisión es bastante alta, al contrario, que en la cartera de consumo. Tenemos la expectativa de que los bancos como ya lo han venido haciendo por ese nivel de competencia que existe entre ellos empiecen a hacer una disminución un poco más lenta pero que se empiece a presentar ya en materia de tarjetas de crédito, de créditos de libre inversión y, en general, en materia de consumo. Entonces la expectativa es que se vaya ajustando de manera particular. No lo han hecho a la misma velocidad, pero esto siempre ha sido relativamente de esta manera.

Para el tercer trimestre, la tasa de usura cayó 53 puntos básicos, ¿qué ocurrirá el resto del año? 

Tratar de predecir desde la Super las tasas de interés y su comportamiento es bastante difícil. En la modalidad de consumo, en la medida en que los bancos vayan disminuyendo sus tasas, la certificación que irá manejando esa misma tendencia. Entonces lo que la Super certifica es una tasa de interés bancaria corriente y luego eso se multiplica por 1,5 y nos da el resultado de la tasa de usura. Por tanto, esperaríamos que tenga un comportamiento que recoja la práctica del mercado.

¿Cómo se beneficiarán los consumidores de la ley de conglomerados financieros? 

Habrá mayor transparencia y mayor claridad en la funcionalidad de nuestro sistema.

En 2016, el índice de inclusión financiera alcanzó el 77,3%. ¿Qué estrategias están llevando a cabo para lograr la meta de que un 84% de la población tenga al menos un producto financiero?

En nuestro informe de inclusión financiera de la semana pasada, resaltado que cada vez están llegando más personas al sistema financiero. Nuestra meta es llegar a 84% para el próximo año. Estamos viendo que están entrando mujeres y jóvenes entre 18 y 25 años. Las nuevas tecnologías van a ayudar a que las personas se vuelvan más cercanas al sistema financiero. Además, el 100% del país tiene contacto con el sistema financiero tradicional con los más de 95.000 corresponsales bancarios del país. Tenemos que incentivar el uso de estos productos.

¿Qué están haciendo para ayudar a proteger al consumidor financiero?

Para el segundo semestre vamos a lanzar una campaña de protección al consumidor facilitando las relaciones entre el consumidor y las entidades financieras. Para ello, hemos tomado el Top 10 de los mayores motivos de quejas de los consumidores en el sistema, las de más recurrencia y las más fáciles de evitar relacionados con los dos productos de mayor penetración que son las cuentas de ahorro y las tarjetas de crédito.

Bancarización de los desmovilizados

Esta semana comenzará por medio del Banco Agrario la bancarización de los 7.400 integrantes de las Farc. No obstante, existen cerca de 100 excombatientes incluidos en la Lista Clinton y en la Oficina para el Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (Ofac) que no contarán con este beneficio. “Los que no tengan antecedentes podrán entrar al sistema como cualquier otro ciudadano. El banco les abrirá una cuenta de ahorros para poder entregarles los beneficios que el Gobierno pactó. Es un mecanismo propio de protección de riesgo de lavado de activos de los bancos”, aseguró Castaño.

Conoce más de estas Fintechs
No items found.