¿Por qué los bancos siguen cobrando por consignar entre ciudades?

Aunque existen desarrollos tecnológicos para evitar el costo de más de $10.000 (en la mayoría de los bancos), éstos podrían quedarse cortos ante la falta de penetración y de conectividad entre entidades.

MÁS INFORMACIÓN →

Vivimos en una era en la que se han logrado grandes avances tecnológicos: con la inteligencia artificial hay vehículos autónomos, computadoras cuánticas e incluso se desarrolló un revolucionario sistema de encriptación de cadenas de bloques (blockchain) que le dio al mundo una opción de divisa descentralizada. Sin embargo, en Colombia todavía los bancos cobran por consignar desde una sucursal bancaria en Bogotá a una cuenta de ahorros en Cali o entre cualquier ciudad del país (las consignaciones nacionales).

De acuerdo con el último informe de tarifas disponible en la página de la Superintendencia Financiera (de junio de 2017), la gran parte de los bancos (19 de 31) seguían cobrando por efectuar consignaciones nacionales. Y el precio por cada una de estas operaciones era en la mayoría de los casos superior a los $10.000, por lo que en Colombia no tiene sentido realizar una consignación nacional por menos de $100.000, y aun este caso ya representaría un sobrecosto del 10 %.

¿Por qué siguen los costos en las consignaciones nacionales?

El Espectador habló con la Asociación de Entidades Financieras y Bancarias (Asobancaria) frente a estos costos. El gremio explicó que “son cada vez más las entidades que han optado por eliminar cobros de gran parte de los productos financieros, proceso de eliminación de cobros que va de la mano de la posibilidad de adoptar tecnologías que permitan generar eficiencias operativas. Un punto importante a resaltar son los altos costos en los que incurren los bancos para poder garantizar que el país, en todas sus regiones, cuente con abastecimiento de efectivo, si en Colombia pudiéramos reducir el uso del efectivo y reemplazar las transacciones en efectivo por transacciones digitales, sin lugar a dudas los cobros por comisiones tenderían a reducirse, o como ya lo han hecho algunos bancos, a ser eliminados”.

Sin embargo, para José Roberto Acosta, miembro de la Red por la Justicia Tributaria, “es el colmo que les sigan cobrando a los usuarios por realizar consignaciones nacionales, pues ya todo está muy tecnificado. En esta época la única razón por mantener esta tarifa es por temas de negocio, pero no por cuestiones de logística que obligue a los bancos a trasladarles este costo a los usuarios. Y hay varios ejemplos de cobros injustificados, como cobrar una comisión fija por administrar un portafolio”.

Asimismo, Asobancaria indica que “la banca continuamente busca innovar en sus procesos y productos financieros, ofreciendo a los usuarios alternativas que se ajusten a sus necesidades. En la actualidad, la banca ha desarrollado productos que no requieren costos de apertura. Un claro ejemplo de ello son los productos de trámite simplificado, que permiten a los usuarios realizar transferencias nacionales a cero costos. Ejemplos de ello son Daviplata, Nequi, Transfer Aval, Dinero Móvil, Ahorro a la Mano, entre otros”.

En efecto, los monederos virtuales que se han creado y hasta la misma transferencia electrónica son opciones más baratas que la consignación nacional, esa que requiere ir hasta una sucursal bancaria. Sin embargo, al hablar con María Paula Briceño, una diseñadora que recibe solicitudes de trabajo en todo el país (suele mandar todo por correo), cuenta que el problema es la conectividad entre estos servicios.

“Tendría que tener una cuenta en cada uno de estos bancos para que mis clientes me puedan consignar sin costo, y podría no ser suficiente. Lo que veo es que hay dos grandes problemas: la falta de conectividad entre entidades, y que son productos demasiado recientes que no todos conocen. Por lo que para cobrar sigo recurriendo a la transferencia electrónica y en muchos casos a la consignación nacional presencial. Me he visto obligada a tener tres cuentas de ahorro de bancos diferentes, lo que es muy engorroso y difícil de manejar”, indica Briceño.

De manera que lo que perciben los usuarios es que se sienten obligados a vincularse a un banco para evitar los costos en las consignaciones nacionales. Frente a esta inquietud, Asobancaria explica que “no se está obligando a las personas a crear nuevos productos, pues la banca se caracteriza por ofrecer diversos productos financieros que se ajustan al perfil y las necesidades de cada cliente. De esta forma, cada entidad bancaria ofrece una oferta de valor amplia, permitiendo que el usuario tome la opción que le sea más amigable y represente mayores ventajas. El que existan diferencias en costos y ofertas de valor entre entidades bancarias da respuesta a un tema de competencia y mayores opciones para los consumidores en el mercado”.

Además de los monederos virtuales, en los últimos años han llegado a Colombia herramientas tecnológicas que dan soluciones y servicios financieros, las fintech. Por ejemplo, una solución que podría servirle a Brice ño es habilitar una pasarela de pagos (PayU, PayPal, Mercado de Pago, entre otros), para cobrarles a sus clientes (les puede cobrar con tan sólo un link). Aunque tenga que pagar una comisión (de menos de $1.000 más un porcentaje menor al 4 %), es realmente práctica y versátil para negocios en crecimiento.

Por lo que respecta a la tradicional consignación nacional, la que requiere ir al banco para depositar en una cuenta en otra ciudad, seguirá costando más de $10.000 (en la mayoría de entidades bancarias). Y las nuevas tecnologías podrían todavía tardarse un tiempo en llegarle al público, y puede que se requiera alguna cooperación entre entidades bancarias para mejorar la conectividad entre estos productos.

Puntuación
Posición en Iberoamérica
1
Juan Esteban Saldarriaga
Vice President at Alianza FinTech Iberoamerica | Co-Founder Rapicredit | ColombiaFinTech.co
24.4
5
2
Edwin Zácipa
Executive Director at Colombia FinTech | Managing Partner MiBank.co | Founding Member FinTech IberoAmérica
20.4
17
3
Diego Molano
Consultor internacional en temas de TIC e innovación
19.4
18
4
David Velez
Founder and CEO at Nubank
17.0
27
5
Martin Schrimpff
Co-Founder of Zinobe | Founder of PayU | Founder Pagosonline.net
15.6
32
6
Ángel Sierra
Director Ejecutivo en Asociación FinTech e InsurTech de Chile | Member of Alianza FinTech Iberoamerica
14.8
39
7
Paula Cardenas
Business Manager at AEFI | Founder Member FinTech IberoAmérica
14.5
42
8
Clementina Giraldo
FinTech & AgTech in Latin America
11.8
60
9
Juan Francisco Schultze-Kraft
Board Member – Vicepresident at Colombia FinTech | PayU Legal
11.4
63
10
Daniel Rojas
CEO & Co-Founder at Rocket.la
10.1
69
11
Alan Colmenares
Digital Transformation Enablement – Latam at Microsoft
7.3
89
12
Laura Gaviria Halaby
Global Head FinTech Acceleration at Citi | Chief Acceleration Officer at TheVentureCity
6.3
101
13
Diego Alejandro Guzman Guevara
CEO and Co Founder at Bankity
6.2
104
14
Andres Ramirez Sierra
CEO at Banlinea LATAM
6.2
105
15
Daniel Navarro
CEO & CoFounder at NIMMÖK
6.1
109
16
Fernando Sucre
CEO at ComparaMejor
5.9
110
17
Andres Villaquiran
Founder & CEO Alkanza
5.3
119
18
Carlos Castañeda Olaya
Open innovation leader at Accenture | Country Manager at Wayra
5.2
123
19
Marisol Camacho
Director of Corporate Relations at Bancóldex | Director of Mindset at iNNpulsa Colombia
4.6
131
20
Felipe Valencia
Partner at Veronorte
3.7
143
Conoce más de estas Fintechs
Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Colombia Fintech, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la Asociación. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.