Rapicredit y Lineru buscan sacar a la gente del ‘gota a gota’

Estas aplicaciones ofrecen créditos de bajo monto y corto plazo, con tasas similares o más bajas que las de las tarjetas de crédito.

MÁS INFORMACIÓN →

Con el fin de llegar a personas que necesitan resolver una urgencia temporal de dinero, y a aquellos que no tienen fácil acceso al sistema financiero y que hoy están en el ‘gota a gota’, las compañías Rapicredit y Lineru ofrecen préstamos de manera rápida y sencilla.

(Lea: La estrategia de los bancos para evitar el ‘gota a gota'

Estas ‘fintech’ ofrecen desde 100.000 hasta 850.000 pesos, para ser pagados con plazos de 4 a 30 días.

“El diferenciador es que, utilizando la tecnología, los proceso de aprobación y de desembolso se hacen de manera rápida (máximo 24 horas), con lo cual accedemos a segmentos a los que no llega la banca tradicional, y les permite crear historial crediticio”, explicó Daniel Materón, cofundador de Rapicredit.

(Lea: Lo que no sabía de los créditos de libre inversión

De hecho, para acceder a un préstamo, el usuario debe ingresar algunos datos básicos sobre su edad, lugar de residencia, trabajo, ingresos y gastos, así como referencias personales. Esta información, sumada ala que obtienen de las centrales de riesgo, es analizada por sus sistemas, los cuales arrojan una especie de puntaje de crédito, con lo cual se toma la decisión sobre prestar o no. 

El índice de aprobación de los créditos ronda el 90 por ciento, y la morosidad es baja.​

Martin Schrimpff, cofundador de Lineru, señala además que cuando las personas hacen la solicitud de crédito, les aparece toda la información sobre lo que deben pagar y los costos asociados.

Justamente, la tasa de interés ronda el equivalente al 25 por ciento anual (tanto o incluso menos que la de una tarjeta de crédito tradicional), más algunos costos de administración y uso de la tecnología.

Las aplicaciones llevan algo más de tres años en operación y han atendido hasta ahora a unas 200.000 personas, de las cuales un porcentaje importante antes se financiaba con el ‘gota a gota’.

Esto, por medio de medio millón de solicitudes, con lo cual desembolsan un promedio de ocho millones de dólares al año.

El dinero que prestan provienen de recursos propios, más los de inversionistas que se han vinculado a las plataformas, e incluso hay inversionistas institucionales.

Conoce más de estas Fintechs